Carnívoras

Carnívoras  

Las plantas carnívoras son una de las familias vegetales más fascinantes de la naturaleza. Y es que, además de realizar la fotosíntesis y necesitar agua como cualquier planta, las plantas carnívoras además cazan insectos y se alimentan de ellos. Algo tan peculiar como extraordinario, que no deja de sorprender a quienes disfrutan de estas singulares plantas.

Los cuidados de las plantas carnívoras no difieren, en realidad, de los de cualquier otra planta. Necesitan un sustrato específico para ellas, habitualmente turba blanca o rubia; la compañía del musgo para mantener la humedad que necesitan, una temperatura en torno a los 20 grados y una ubicación con buena luminosidad.


En lo único que es realmente exigente esta familia vegetal es en lo que respecta a las características del riego de las plantas carnívoras: siempre tendremos que hacerlo con agua de lluvia o destilada, ya que el agua del grifo es demasiado alcalina para ellas y podría estropear la planta; y siempre manteniendo el sustrato empapado.

3 5