Plantas zen que te traerán armonía en 2019

Plantas zen para empezar bien el año

El comienzo de cada nuevo año es una oportunidad de empezar de cero. De plantearnos nuevas metas que hagan de nuestra vida una mejor. Para quienes han puesto en su lista de propósitos tomarse las cosas con más calma, no pueden faltar unas auténticas aliadas: las plantas zen. Unas que nos ayudarán a crear ese ambiente relajante y tranquilo que, aunque sea inconscientemente, contribuirán a hacer nuestra vida más sosegada.

Está claro que los motivos para tener plantas y sus beneficios son conocidos. Pero lo que es menos sabido es que hay plantas zen con beneficios emocionales, espirituales e, incluso, físicos. Unas plantas cuya mera presencia nos permitirá tener espacios más armoniosos y tranquilos. Ya sea en nuestro hogar o, ¿por qué no?, como plantas para la oficina.

Así que, si en tu lista de prioridades de este 2019 que comienza está vivir con más calma, descubre esta selección de plantas zen. Una recopilación pensada para encontrar la ideal para ti, sea como sea el espacio en el que quieras disfrutarla.

7 PLANTAS ZEN PERFECTAS PARA DIFERENTES LUGARES

Al hilo de lo que promulgan las filosofías orientales, las plantas zen contribuyen a crear un espacio con buena energía. Un poder invisible que redunda en positivo en los habitantes de un determinado lugar. Por esa razón y porque las plantas alegran la vida y la vista, incluirlas en nuestro propio paisaje puede ayudarnos a tener un espacio más sano en todos los aspectos.

Pero, antes de ver en detalle las plantas zen, hagamos un alto. Elegir plantas de interior no debe hacerse a la ligera, si no queremos que esa función de darnos paz que cumplen se transforme en estrés. Nos referimos a que, cuando optamos por una determinada planta, hemos de ser coherentes con el espacio en el que va a estar. Temperatura e iluminación son dos aspectos que determinan esta elección. Pero hay que sumar uno más: la atención que vayamos a prestarle. Si somos conscientes de que tenemos poco tiempo, tendremos que decantarnos por especies resistentes. La mejor manera de que nuestra planta viva, y su presencia no nos suponga un quebradero de cabeza.

Teniendo esto en cuenta, hemos agrupado nuestra propuesta de plantas zen en dos grandes grupos. Una forma de darte una pista a la hora de elegir la que más te conviene.

Plantas zen para un espacio con poca luz

1. Lucky Bambú

Lucky bambú, una de las plantas zen
El Lucky Bambú es una de las plantas zen más sencillas de cultivar. Conoce más de su historia y cuidados aquí

 

Exótico, humilde de aspecto y sencillo en lo que respecta a sus cuidados. El Lucky Bambú o bambú de la suerte es una raíz de origen oriental que ha cautivado al mundo occidental en los últimos años. Y no le faltan motivos, más allá de que se considera una planta que atrae la energía positiva. Además de ser altamente resistente, hablamos de una planta que crece incluso con poca luz aunque también puede hacerlo en espacios iluminados. Algo que la convierte, además, en una de las plantas de interior para tener en el baño.

La única precaución que hemos de tener en su cultivo es mantener una higiene rigurosa en el recipiente en el que esté. Basta con limpiarlo a fondo cada vez que cambiemos el agua.

2. Potho

Potho, una de las plantas zen más populares
Una de las plantas zen más populares en los hogares. Consigue esta maravillosa planta verde en nuestra tienda online Verdecora

 

Una de las plantas verdes más populares en los hogares y, curiosamente, una de las plantas zen perfectas para cualquiera. Y decimos esto porque el potho es un ejemplo de resistencia. Aunque es amante de la luz, vive sin problemas en un espacio con poca luminosidad. Pero no solo eso: los cuidados del potho no entrañan ninguna dificultad y tan solo exigen ser cuidadosos con el agua. Porque, a pesar de la creencia popular, es una planta que necesita que el sustrato se seque entre riego y riego.

Poco lo que demanda para lo que nos da. Y es que es imposible no rendirse a sus hojas intensamente verdes con toques amarillos.

3. Sanseviera

Sanseviera, una de las plantas zen
Una planta zen perfecta sumamente resistente y perfecta para cualquier espacio. Descubre más de sus cuidados aquí

 

Su sobrenombre lo dice todo: la sanseviera es llamada también la indestructible. Algo que nos da pistas de hasta qué punto esta planta verde de origen tropical es resistente. Los cuidados de la sanseviera son tan sencillos que parece mentira que pueda sobrevivir con tan poco. A pesar de ser amante de la luz, vive a la perfección en espacios con poca iluminación. Y el riego tampoco estará entre nuestras preocupaciones: basta con que sea esporádico.

Eso sí: si queremos que esta delicia de las plantas zen salga adelante correctamente, tendremos que procurarle un correcto drenaje. Sus raíces son sumamente sensibles al exceso de agua.

Plantas zen para un espacio con buena luz

1. Monstera

Monstera, una de las plantas zen más hermosas
Una de las plantas verdes más hermosas para tener en cualquier espacio. Hazte con la tuya en nuestra tienda online

 

Es una de las plantas verdes más hermosas que existen. Además del intenso verde de sus hojas, su forma característica decora por sí misma cualquier espacio. Y no solo eso: verla trepar por nuestro espacio nos dará esa sensación de calma y sosiego que buscamos cuando apostamos por las plantas zen.

Los cuidados de la monstera tampoco son complicados. Sí es exigente en lo que respecta a la luz, ya que demanda mucha luminosidad. No confundamos esto con luz directa, ya que el sol puede quemar sus hojas. Además, tampoco demanda mucho riego pero sí cierta humedad ambiental, sobre todo en los meses de calor. Para esa época del año nada como pulverizar sus hojas, y colocar un bajo plato separado con piedras de la maceta. De esta manera, el agua no estará en contacto con las raíces pero sí las mantendrá húmedas en el grado que necesitan.

2. Echeveria

Echeveria, una de las preciosas plantas zen
Disfruta de esta preciosa suculenta en tu casa. Consíguela aquí

 

Una de las plantas zen más sencillas de cultivar, por lo que es perfecta para principiantes. No demanda mucho riego pero sí mucha luminosidad, y no tenemos que preocuparnos por su sustrato. Al ser una planta originaria de climas desérticos, no necesita nutrientes como pueden demandar otras plantas.

Además, su variedad de formas y colores hacen imposible no encontrar la más adecuada para conseguir el ambiente zen que buscamos.

3. Philodendron

Philodendron
Una planta ideal para cualquier ambiente luminoso y con espacio. Descubre más de sus cuidados

 

Una de esas plantas zen con las que, además, conseguiremos dar un toque tropical a cualquier espacio. De buen crecimiento y porte erguido, el philodendron es una preciosa planta verde que cuenta con otro gran atractivo: en las condiciones adecuadas, crece increíblemente rápido.

Para conseguirlo y disfrutar de su carácter trepador, es necesario conocer a fondo los cuidados del philodendron.

4. Bonsái

Bonsái, una de las plantas zen
Descubre nuestra selección de estas plantas zen por excelencia

 

Una de las plantas zen más representativas, y no solo por su apariencia. Los cuidados del bonsái son tan singulares y requieren tanta minuciosidad que son perfectos para quienes encuentran en la jardinería una válvula de escape. Un paréntesis al mundanal ruido, para dedicarse únicamente a cultivar este arte milenario oriental.

Eso sí: no son aptos para principiantes en la jardinería, ni para quienes no tienen un espacio adecuado para el cultivo de estos árboles. Pero no nos engañemos: cultivar un bonsái es un maravilloso desafío para cualquier amante de las plantas.

¿Tienes alguna de estas plantas zen en tu casa?