Cuidados de la Sansevieria, la planta decorativa

Cuidados de la sansevieria, la planta decorativa

Es una de las plantas de interior más resistentes que existen. Una que, añadido, cuenta con una belleza natural tan sencilla y tan singular al tiempo que se postula como la compañera perfecta para cualquier decoración. Más allá de su atractivo, los cuidados de la sansevieria son tan fáciles que disfrutar de ella en cualquier espacio es sencillo. Tan sencillo como conocer un poco más de ella y sus necesidades para dejar paso a la auténtica duda: dónde colocarla para que luzca con su singular colorido.

Su carácter rústico marca de manera determinante los cuidados de la sansevieria. Una planta oriunda de Sudáfrica también llamada «lengua de tigre» por la forma de sus hojas: afiladas y acabadas en punta, intensamente verdes con matices grisáceos y con filos amarillos en los costados. Una disposición natural de tonos que hace que conjugue a la perfección en cualquier interiorismo.

Formas de la sansevieria
Con más de 130 tipos distintos, los cuidados de la sansevieria son comunes para toda esta familia botánica. Descubre aquí las distintas formas de esta planta

 

Y decimos esto porque, además de sus colores, esta planta cuenta con otro añadido: dentro de su familia botánica, presenta un buen número de formas. Algo que permite que podamos decorar con esta planta como más nos guste. Tanto jugando únicamente con ella como combinándola con otras plantas verdes.

 

RIEGO, LUZ Y OTROS CUIDADOS DE LA SANSEVIERIA

Antes de entrar en detalle sobre los cuidados de la sansevieria, es importante conocer su otro sobrenombre: la indestructible. Un término que se ajusta a una planta que, a pesar de tener unas necesidades específicas, se adapta a ambientes completamente diferentes a los que son sus ideales.

Empecemos por sus necesidades de iluminación. Dado su carácter africano, la sansevieria es una planta amante del pleno sol pero nunca directo. Uno que estimula la intensidad de la coloración de sus hojas. Sin embargo y a pesar de esto, la rusticidad de esta planta es tal que también puede vivir en ambientes pobres de luz. En lo único que repercutirá esta falta es en su desarrollo: la sansevieria es una planta de crecimiento lento. Tan solo crea entre tres y cuatro hojas anualmente. Si la privamos de iluminación, generará menos hojas pero no recortará tiempo a su carácter de planta longeva.

Sansevieria planta purificadora
Compra online tu sansevieria aquí

 

Por otro lado, hay que contemplar la temperatura. La sansevieria admite ambientes cálidos de interior aunque lo ideal es que durante el invierno la mantengamos en ambientes en torno a los 15 grados. Decimos que es ideal pero no es imprescindible. Y no hay más que saber que esta planta admite ser plantada en exterior. Incluso puede estar expuesta a heladas débiles de hasta tres grados bajo cero.

Y llegamos a uno de los cuidados de la sansevieria que más dudas despiertan: el riego. Es importante saber que esta planta pertenece a la familia de las crasas y, por tanto, comparte los cuidados de las plantas suculentas. Por esta razón, el riego no es una de sus principales necesidades. Bastará con uno de manera puntual, siempre que el sustrato se haya secado y, a diferencia de otras plantas verdes de interior, no necesita que pulvericemos agua sobre sus hojas.

Sustrato para cactus y crasas
Este tipo de suelo permite eliminar el agua sobrante del riego. Conoce más de este sustrato para cactus y crasas

 

La única precaución que tendremos que tomar en este aspecto es garantizar que la maceta cuenta con un buen drenaje que permita evacuar el agua sobrante. Para ello, además del recipiente, es recomendable utilizar un sustrato específico para cactus y crasas. Y, si la tenemos plantada en exterior, agradecerá una fina capa de marmolina blanca en la superficie. Algo que la ayudará a proteger la base de las hojas y evitar que se pudran con las lluvias invernales.

También es recomendable nutrir cada cierto tiempo a esta planta. Algo que no debemos hacer en exceso, ya que por ser una planta resistente no tolera bien el exceso de fertilizante. Conviene aplicarle una vez al mes durante la primavera y el verano abono para plantas crasas disuelto en el agua de riego.

Abono líquido para plantas crasas
Un abono líquido específico en los meses de más calor será clave en los cuidados de la sansevieria. Descubre las características de este fertilizante para suculentas aquí

 

CÓMO DECORAR CON SANSEVIERIA

Y si los cuidados de la sansevieria no son suficiente motivo para plantearnos tenerla en casa, esta planta todavía puede ofrecernos más. Además de poder valernos de los beneficios de las plantas purificadoras, familia a la que también pertenece, la sansevieria es un as en la manga para cualquier decoración. Una nota de naturaleza que, más allá de su belleza, es perfecta para dar verticalidad a un espacio llenándolo con su presencia.

Decorar con sansevieria
Atribución | Lola Molina en Pinterest

 

Además de funcionar a nivel estético a la perfección en solitario, la sansevieria también combina a la perfección con otras plantas creando composiciones. Una forma de jugar con diferentes volúmenes, para darle mayor dinamismo a un determinado espacio. Aunque podemos crear conjuntos con plantas con flor, lo cierto es que el territorio ideal para la sansevieria es con plantas verdes o con otras plantas suculentas.

Decoración con plantas suculentas
Atribución | Pili Galán en Pinterest

 

Por su carácter espigado y su crecimiento vertical, la sansevieria también es perfecta para jugar el papel de separar espacios. Algo que no solo es visualmente atractivo sino que, además, permite una transición natural entre diferentes estancias de una casa.

Decorar con plantas suculentas y sansevieria
Atribución | Pepita de Oliva en Pinterest

 

Así que, una vez vistos los cuidados de la sansevieria y algunas ideas de decoración con ella, ¿a qué esperas para disfrutar de esta maravillosa y resistente planta en tu casa?