Tipos de árboles de Navidad naturales: cómo elegirlo

Tipos de árboles de Navidad: conócelos

Con la llegada de esta época del año, es momento de pensar en uno de los elementos imprescindibles de la Navidad: el árbol. Un accesorio para muchas personas indispensable para crear esa atmósfera mágica que se respira en los hogares. Un motivo de peso para que escoger entre los distintos tipos de árboles de Navidad suela suponer, año tras año, una pequeña complicación. Y no nos referimos, únicamente, a esa encrucijada de cómo elegir el árbol de Navidad entre natural o artificial. Nos referimos, sobre todo, a elegir el árbol correcto si nos decantamos por los naturales. Una decisión que no debe hacerse a la ligera sino, más bien, conociéndolos un poco más a fondo.

Aunque pueda parecer menor, elegir entre los distintos tipos de árboles de Navidad es importante. Por un lado, porque hacerlo correctamente nos permitirá si lo deseamos alargar la vida de nuestro árbol. Por otro, porque solo sabiendo sus características podremos disfrutar plenamente de su belleza natural y su compañía. Dos buenos motivos para que dediquemos un poco de tiempo antes de decantarnos por uno u otro.

Así que hoy queremos ayudarte a conocer más a fondo los distintos tipos de árboles de Navidad naturales que hay. Y no nos referimos únicamente a las especies vegetales más populares. Nos referimos, también, a aspectos que determinarán si, pasada la Navidad, podremos seguir disfrutando de nuestro árbol.

TIPOS DE ÁRBOLES DE NAVIDAD NATURALES SEGÚN SU ENRAIZADO

Es, quizás, la primera catalogación que debemos hacer al hablar de tipos de árboles de Navidad. Y, aunque nos parezca secundario, es una auténtica prioridad. Del tipo de enraizado de estos árboles dependerá que podamos o no plantarlo en algún espacio del jardín o la terraza cuando pasen las fiestas. Un detalle que tendemos que revisar antes de comprar el nuestro, para evitar después frustraciones.

1. Árboles de Navidad enraizados

Son una planta viva y, como tal, lo que vemos es fruto de tiempo de cultivo en un vivero. Como tal, cuentan con un tendido de raíces que permanecen ocultas en la maceta. Estos tipos de árboles de Navidad están pensados para ser cultivados una vez transcurrida la Navidad, ya sea en maceta o plantados directamente en suelo. Y sí: tener dónde cultivarlo después se convierte en algo absolutamente imprescindible. Básicamente porque ninguno de estos tipos de árboles de Navidad resiste durante mucho tiempo viviendo en interior.

Si nuestra idea es que el árbol de Navidad viva de un año para otro, tendremos que fijarnos en que en el etiquetado se especifique que está enraizado.

Abeto natural no enraizado
Hay tipos de árboles de Navidad no enraizados que se presentan en disposiciones como ésta. Échale un vistazo a esta propuesta aquí

2. Árboles de Navidad no enraizados

Son meramente decorativos. Han sido desprovistos de la raíz para quienes quieren disfrutar del árbol de Navidad natural pero no tienen dónde plantarlo después. En ocasiones, la falta de raíces es evidente al primer vistazo; y, en otras, tendremos que leer su etiquetado ya que muchas veces se presentan plantados en maceta como un árbol enraizado.

TIPOS DE ÁRBOLES DE NAVIDAD SEGÚN SU ESPECIE VEGETAL

Comprendido este aspecto de los distintos tipos de árboles de Navidad, es momento de pasar revista a cuáles podemos tener en casa. Y no nos vamos a centrar únicamente en los clásicos abetos, que son los más habituales. También lo haremos en una nueva corriente que se vive a la hora de decorar la Navidad. Y es que, desde hace unos años, los árboles no son los únicos protagonistas de la Navidad sino que se han ido incorporando otros que también nos permitirán contar con este componente navideño.

La razón para que nuevas especies vegetales se cuelen entre los tipos de árboles de Navidad es sencilla. Muchas personas no quieren renunciar al componente natural pero no tienen dónde continuar la vida de estos árboles que pueden alcanzar una gran envergadura. Un motivo de peso para que otros arbustos y coníferas de pequeño tamaño hayan entrado en los hogares como alternativa.

Veamos algunas propuestas en las que lo clásico y lo novedoso conviven.

1. Abies Normandiana, uno de los tipos de árboles de Navidad más populares

Abeto Abies Normandiana
Uno de los tipos de árboles de Navidad más populares en los hogares. Consíguelo aquí

 

Es el abeto por excelencia de los hogares. Y no le faltan motivos para ello. Más allá de su hermoso porte, es uno de los que mejor resiste en interior. Algo que, no nos engañemos, está íntimamente ligado con que cumplamos con los cuidados del abeto de Navidad natural. De crecimiento lento, es uno de los tipos de árboles de Navidad más versátiles que existen. Soporta heladas extremas, puede ser plantado en casi cualquier ubicación y alcanzará un tamaño de hasta 10 metros plantado directamente en suelo. Para que sobreviva al periodo navideño, importante mantener una pauta de riego regular evitando que se seque por completo el sustrato.

2. Picea excelsa, otro los abetos favoritos para estas fechas

Picea excelsa o abeto de Noruega
También llamado abeto de Noruega, es otro de los tipos de árboles de Navidad más demandados. Descúbrelo a fondo

 

Otro de los favoritos de entre todos los tipos de árboles de Navidad. Y es lógico: a medida que crece, la picea excelsa cobra la forma del clásico árbol navideño que todos tenemos en mente. Más allá de su atractivo, hablamos de una conífera súper resistente y de crecimiento rápido. Tanto que puede llegar a hacerlo hasta 60 centímetros al año. También aguanta heladas extremas y puede crecer en casi cualquier exposición. Y, al igual que el abeto normando, demanda una cierta humedad en el sustrato para sobrevivir en interior.

3. Abies pinsapo, el único de los tipos de árboles de Navidad de origen nacional

Abeto abres pinsapo
Una especie mediterránea perfecta para embellecer la Navidad. Hazte con el tuyo en nuestros centros

 

Un árbol presente en la cuenca mediterránea que, ya solo por eso, cuenta con una adaptación absoluta a nuestro clima. Su crecimiento es más reducido que el de otros tipos de árboles de Navidad ya que, plantado en suelo, solo alcanza los dos metros. A pesar de ser resistente a las heladas y el viento, es conveniente plantarlo en una zona resguardada del sol si vivimos en un clima cálido.

4. Acebo, una forma original de tener árbol de Navidad

Acebo en maceta
Uno de los símbolos de Navidad que, también, puede ser nuestro particular árbol. Cómpralo en nuestra tienda online

 

En los últimos años, el acebo ha pasado a formar parte de los tipos de árboles de Navidad existentes. Algo curioso, ya que se trata de uno de los arbustos típicos de esta época del año pero no tiene la envergadura de un abeto. Curiosamente, es una alternativa perfecta para hogares con un espacio exterior reducido que no puede asumir la presencia de un árbol de grandes dimensiones. Además de su simbolismo y belleza, cómo cultivar al acebo correctamente es sencillo. Por lo que, con poco, podremos disfrutar Navidad tras Navidad de él.

5. Thuya, una alternativa para innovar en los tipos de árboles de Navidad

Thuya occidental danica
Una candidata de pequeño tamaño para poder disfrutar del simbolismo del árbol de Navidad. Conoce más de su cultivo aquí

 

El último de los tipos de árboles de Navidad que vendrían a revolucionar la tradición. Como conífera de pequeñas dimensiones, esta thuya es ideal para casas de pequeñas dimensiones que no quieran renunciar a tener árbol. Además de su tamaño, su intenso color es ideal para jugar con la decoración navideña en formato mini. De forma globosa, es amante de las temperaturas entre 10 y 20 grados por lo que aguantará bien la Navidad dentro de casa.

Cinco tipos de árboles de Navidad que oscilan entre lo clásico y lo más original. ¿Por cuál de estos dos estilos te decantas?