Por qué es un acierto regalar un bonsái

Por qué es un acierto regalar un bonsái

Acertar con un regalo es una de las prioridades absolutas de quienes quieren sorprender. Y si el destinatario es un amante de la naturaleza, regalar un bonsái es siempre una buena opción. Una forma original de hacer que cualquier amante de las plantas disfrute de un cultivo diferente. Porque esa es, precisamente, una de las características que hacen de esta planta una simplemente excepcional.

Pero vayamos por partes. O, mejor dicho, rompamos mitos. Porque cuando se habla de regalar un bonsái, se suele creer que es una planta imposible de cultivar. Y nada más lejos de la realidad. Los cuidados del bonsái de interior o exterior son mucho más sencillos de lo que se cree. En realidad, hacerlo correctamente pasa únicamente por tener en cuenta que son árboles de pequeño tamaño. Algo que no podemos perder de vista y que, en realidad, nos da una pista importante sobre su forma de cultivo.

Así que, si todavía te queda alguna duda, queremos darte buenas razones para regalar un bonsái. Unas que permiten tomar conciencia de hasta qué punto una planta de estas características es un presente cuanto menos especial.

RAZONES PARA REGALAR UN BONSÁI

Los bonsáis son, aparentemente, plantas misteriosas. Se suele creer que son árboles modificado genéticamente cuando, en realidad, su pequeño porte solo responde a una determinada forma de cultivo. Una que es auténtico objeto de culto en Oriente, y que supone una tradición ancestral a la que ningún amante de la jardinería puede resistirse.

Por qué regalar un bonsái

 

Pero entendamos mejor por qué regalar un bonsái es apostar por un caballo ganador. Porque, más allá de su consideración en el mundo de las plantas, hay buenas razones para sorprender a nuestro destinatario con uno de ellos. Basta con conocerlos para saber que, sí o sí, acertaremos regalando uno.

1. Su simbolismo, uno de los principales motivos para regalar un bonsái

Regalar un bonsái no es, únicamente, regalar una planta. Es, en realidad, elegir una con un valor simbólico singular. No solo es un símbolo de eternidad. También implica felicidad, amistad y vida longeva. Añadido, si optamos por un bonsái como presente estaremos deseándole al destinatario del regalo fortaleza y felicidad.

Unos significados con los que se identifica este peculiar tipo de cultivo en el país del que es originario, Japón. Y que, a pesar de todo, siguen estando vigentes.

2. La variedad de árboles, otro buen motivo para acertar al regalar un bonsái

En muchas ocasiones, se cree que los bonsáis son todos iguales. Lo que se suele desconocer es que esta forma de cultivo de árboles de pequeño tamaño implica poder disfrutar de un buen número de ellos en este formato. Y no hablamos únicamente de árboles con los que estamos familiarizados. Hablamos, también, de otros de origen tropical que podremos cultivar en interior y en las condiciones adecuadas.

Bonsái con flor
Si estás pensando regalar un bonsái, descubre aquí nuestra selección

 

Así y más allá de saber cómo elegir el primer bonsái, nada como saber cuáles son los árboles preferidos del destinatario de nuestro presente. Una auténtica guía para acertar, todavía más, a la hora de regalar un bonsái.

3. Es una planta de una increíble belleza

Es más: podría decirse que son auténticas obras de arte naturales. Su atractivo es, precisamente, uno de los motivos que hacen de estas plantas unas irresistibles. Más allá de su tamaño reducido, los bonsáis son lienzos en blanco para jugar con su aspecto.

Basta con conocer cómo podar un bonsái para descubrir las múltiples formas que puede adoptar.

4. Incita a la calma y la relajación

El bonsái es una planta de crecimiento lento. De hecho, esta calma en su evolución forma parte del atractivo de su cultivo. Pero no solo eso. Por sus particularidades, el bonsái es una planta cuyo cultivo incita a la tranquilidad. Algo que, en parte, se debe a tamaño reducido. Uno que obliga a que cualquier labor de poda, alambrado o limpieza sea con sumo cuidado.

Y sí: ese mimo con el que tratamos a nuestro pequeño árbol hace que cada tarea que demande sea  realizada con tranquilidad. Una calma que permitirá que, el tiempo que le dediquemos a nuestra planta, redunde en positivo en nuestro estado de ánimo.

5 razones para regalar un bonsái

5. Es un regalo especial para personas especiales

No se puede negar. Regalar un bonsái es un presente reservado a aquellas personas que consideramos especiales. Unas tan singulares como estos pequeños árboles. Unas que sabemos se dedicarán a ver cómo su pequeño árbol crece y evoluciona. Personas enamoradas de la naturaleza pero, también, de los retos.

Y ahora… confiésalo. Después de leer estas razones para regalar un bonsái ¿qué persona de tu entorno crees que merece un presente tan personal?