Plantas antiestrés: la naturaleza como aliada

Plantas antiestrés: la naturaleza como aliada

Los atascos, los compromisos, el trabajo… todo son atenuantes para llevar una vida acelerada en la que las prisas nos roban, sin darnos cuenta, un poquito de cada día. Por eso, muchas veces, necesitamos valernos de la naturaleza para bajar el ritmo. Algo que podemos lograr si incluimos en nuestro día a día plantas antiestrés que nos ayuden a tocar tierra. A no perder ese contacto con la tierra que facilita sentirse mejor, y tomarse las cosas con más calma.

Ya sea como plantas para la oficina o para nuestro hogar, las plantas antiestrés cuentan con numerosos beneficios emocionales poco conocidos. Para empezar, suelen caracterizarse por ser intensamente verdes. Un color que beneficia al sosiego de nuestro cerebro. Pero además de esto, es también habitual que las plantas antiestrés conlleven pocos cuidados. Una manera de poder disfrutar de la naturaleza sin tener que asumir una tarea extra a nuestra, ya de por sí, ajetreada vida.

Así que, si te apetece decorar con naturaleza y que además cumpla una función, descubre algunas de las plantas antiestrés con las que puedes conseguir tener una vida menos tensa.

5 PLANTAS ANTIESTRÉS PERFECTAS PARA CASA Y PARA LA OFICINA

La efectividad de las plantas antiestrés no está demostrada empíricamente. Sin embargo, hay numerosos estudios que avalan que aquellos espacios decorados con plantas son más sanos. Y no nos referimos únicamente al plano físico. Nos referimos, también, a la salud psicológica de las personas. No solo humedecen el ambiente permitiendo, así, respirar mejor. Además, está demostrado que favorecen la concentración. Un aspecto que solo se consigue cuando la mente está relajada.

Por estos motivos, veamos algunas plantas antiestrés fáciles de cultivar e ideales para mejorar nuestra vida.

1. Aloe vera, una de las plantas antiestrés más habituales

Aloe vera, planta antiestrés
Consigue esta suculenta que es, además, una de las plantas antiestrés aquí

 

Una de las plantas suculentas más populares. Llamativa por sus carnosas hojas verdes, el aloe vera cuenta además con múltiples beneficios. No solo es una de las plantas antiestrés por excelencia sino que, también, está catalogada dentro del grupo de plantas purificadoras. Y es que es capaz de neutralizara el benzeno y el formaldehído.

Los cuidados del aloe vera no entrañan ninguna dificultad, siempre y cuando seamos cuidadosos con el riego. No tolera bien el exceso de agua, por lo que lo ideal es que espaciemos mucho los riegos y le procuremos un buen drenaje. Además de esto, tampoco es amiga de las bajas temperaturas por lo que lo ideal es no tenerla nunca por debajo del los 17 grados.

2. Ficus Benjamina

Ficus Benjamina, una de las plantas antiestrés
Una preciosa planta antiestrés de porte vertical. Descubre más sobre sus cuidados

 

Sumamente llamativo, el ficus Benjamina es una planta que bien parece un árbol de pequeño tamaño. Al atractivo de su crecimiento vertical se suma el carácter trenzado de su tronco. Un detalle que hace de esta planta una irresistible.

Si nos decantamos por ella dentro de nuestras plantas antiestrés, es importante saber que tiene un buen crecimiento. Algo que nos obliga a disponer de un espacio adecuado para él o, en su defecto, a realizar una buena poda de formación con la llegada de la primavera. No demanda una pauta de riego elevada, pero sí una buena temperatura. Para que crezca con buen ritmo, lo ideal es que esté entre 20 y 25 grados.

3. Cinta

Cinta plantas antiestrés
Una preciosa planta verde ideal para cualquier espacio. Consíguela en nuestra tienda online

 

Una de las plantas verdes con más tradición en los hogares y oficinas de nuestro país. De porte colgante y hojas luminosas, la cinta es sumamente sencilla de cultivar. Aunque es amante de la luz solar siempre de forma indirecta, podremos disfrutar de ella también en espacios con poca luz. Un aspecto que, junto con su predilección por la humedad, la convierten en una de las elecciones perfectas cuando buscamos plantas para tener en el baño.

Para que crezca sin problemas, la cinta debe estar alejada de corrientes de aire, y en una temperatura entre los 20 y los 25 grados.

4. Drácena marginata

Drácena

 

Una preciosa compañera verde que, en algunas épocas del año, adopta coloraciones tan llamativas como el rosa. También de porte vertical, esta drácena es ideal para quienes quieran conjugar los beneficios de las plantas antiestrés con un toque tropical. Por sus orígenes, demanda una buena luminosidad y una temperatura de entre 20 y 25 grados.

Para cultivarla correctamente, tendremos que ser cuidadosos con el riego. Es importante evitar siempre los encharcamientos y, además, proporcionarle un correcto drenaje. Es una planta sumamente sensible al exceso de agua en sus raíces.

5. Crotón excellent

Crotón
Una de las variedades más llamativas dentro de esta familia botánica. Descubre más de sus cuidados aquí

 

Aunque el verde no le falta, el principal atractivo de esta variedad de crotón es la diversidad de tonos que adoptan sus hojas. De crecimiento rápido, es una planta perenne ideal para espacios con buena luminosidad y una temperatura estable nunca inferior a los 15 grados. Dado que es amante de la humedad, es importante mantener el sustrato húmedo constantemente por lo que tendremos que vigilar de cerca el riego.

¿Tienes alguna de estas plantas antiestrés en casa?