Tipos de peces limpiadores de acuario

Peces limpiadores de acuario: cuáles elegir

Solemos creer que no son importantes pero nada más lejos de la realidad. Lejos de ser secundarios, los peces limpiadores de acuario juegan un papel fundamental en estos pequeños ecosistemas. No solo contribuyen a mantener su equilibrio: también ejercen de ayudantes para mejorar su salud. Sin embargo, no nos confundamos. La presencia de peces limpiadores de acuario no sustituye un buen sistema de filtrado. Su labor es contribuir a la limpieza del agua, no encargarse plenamente de ella.

Comprender este matiz nos permitirá entender mejor por qué son importantes. Los peces limpiadores de acuario no comen la basura que otros generan. Lo que sí hacen es alimentarse de las algas que se forman en las paredes de cristal o, incluso, de los restos de comida que se depositan en el fondo. Dos aspectos que, si bien podemos tener a raya con un producto anti algas específico o usando filtros para acuario más potentes, nunca sustituirán al poder natural de los peces.

Y por si sus virtudes fueran pocos motivos para contar con peces limpiadores de acuario, hay una más a contemplar. En líneas generales, todos ellos son sumamente exóticos y llamativos. Un detalle perfecto para embellecer todavía más un acuario.

DOS TIPOS DE PECES LIMPIADORES DE ACUARIO PARA DOS NECESIDADES DIFERENTES

Como veíamos, estos animales se encargan de dos tipos de desechos bien definidos. Pero no creamos que por el hecho de ser peces limpiadores de acuario una misma especie es capaz de acabar con las algas y los restos de comida. Curiosamente, la naturaleza le ha dado a cada tipo de pez limpiador unas cualidades. Por eso, es importante saber que los peces limpiadores de acuario se clasifican en dos tipos: los que eliminan las algas y los que llamamos limpiafondos.

Por otro lado, un apunte importante. Aunque los peces limpiadores de acuario se alimenten de algas o desechos, esto no sustituye que cuenten con su propia comida para peces. Es más: hablamos de peces con necesidades muy específicas, ya sea por el tipo de dieta o por dónde comen. Por eso, nada como conocer a fondo las características de nuestro pez para elegir entre los tipos de comida para peces de acuario la adecuada para él.

Porque esa es otra: muchos de estos peces son nocturnos. Una razón de peso para que les alimentemos de noche pero, también, para que les proveamos de espacios para resguardarse de la luz diurna.

Veamos cuáles son los peces más habituales en el acuario. Y, lo que es más importante todavía, cuáles son las características de cada uno. Solo conociéndolas sabremos qué peces son adecuados para los distintos tipos de acuarios que existen.

1. Peces come algas, los aliados de la limpieza del acuario

Plecos, los peces limpiadores de acuarios más comunes

Plecos, los peces limpiadores de acuarios más comunes

 

Popularmente llamados plecos, los Hypostomus Plecostomus son de las especies más comunes en los acuarios. De cuerpo alargado y dibujado con rayas oscuras alternadas con otras claras, su belleza es innegable. Proceden de zonas pantanosas del norte de América del Sur, y están acostumbrados a vivir en el fondo del acuario. A pesar de que en la naturaleza son omnívoros, el mayor porcentaje de su dieta es de carácter vegetariano. Dado que son habitantes del fondo, es importante elegir para ellos comida en gránulos que baje rápidamente de la superficie. Solo así podremos alimentarles correctamente.

Comida para peces plecos
Este tipo de alimento en gránulo es perfecto para estos peces limpiadores de acuario. Consíguela aquí

 

Conocidas sus virtudes, sepamos un par de aspectos que sin ser inconvenientes es importante conocer. Por un lado, su carácter. En etapa adulta, el plecos es un pez territorial con los de su misma especie. Por eso, no es recomendable tener muchos individuos en un acuario y, además, es recomendable que tengan espacios en los que esconderse. Por otro, hay que contemplar su crecimiento. Si bien solemos introducirlos en el acuario con apenas cinco centímetros, pueden llegar a crecer hasta los 35. Algo poco asumible para un acuario que no sea de buenas ¡muy buenas! dimensiones.

Ancistrus, otro pez perfecto para combatir las algas

Ancistrus, peces limpiadores de acuario

 

Una alternativa perfecta a los plecos para acuarios de tamaño mediano o, incluso, pequeños. Hablamos de unos peces con un dibujo súper llamativo y una característica curiosa: la boca en forma de ventosa. Habitantes de ríos y zonas pantanosas del sur de América, se adaptan fácilmente a la vida en acuario y no suelen crecer más allá de los 10 centímetros. Suelen confundirse con los plecos e, incluso, calificarse como «plecos enanos» si bien son especies distintas. Son completamente herbívoros, y también comen en el fondo del acuario.

Anfora para acuario
Los escondites son fundamentales para los peces con carácter territorial. Descubre nuestra selección de decoración para acuarios aquí

 

También son territoriales en edad adulta, únicamente los machos y solo con los de su misma especie. Para evitar conflictos, no es recomendable meter en el acuario más de una pareja o, como mucho, un trío. Y, al igual que sucede con los plecos, imprescindible que tengan troncos para acuario o ánforas. No solo les sirven para resguardarse: también les permiten marcar su propio territorio. Un detalle que ahorra muchos problemas de convivencia.

Y un apunte más sobre ellos: para hacer correctamente la digestión, necesitan celulosa. Por eso proporcionarles un tronco puede ser una buena manera de velar por su salud.

2. Peces limpiafondos, los otros aliados del acuario

Corydoras, los peces limpiadores de acuario que se toman a pecho su labor

Corydoras, peces limpiadores de acuario

 

Identificar a los peces corydoras es sencillo: son esos que están constantemente rebuscando en el sustrato del fondo del acuario. Una labor imparable que es, a la vez, una ayuda inestimable para la correcta salud del acuario. Insistimos: esto no sustituye que les demos comida específica para peces de fondo. Porque, por más que rebusquen los restos, ellos demandan tener su propia dieta.

Hablamos de unos peces de carácter tranquilo, hábitos gregarios y asustadizos. Para que vivan en equilibrio mental y físico, es interesante tener al menos media docena de ellos.

Siluros, los peces limpiadores de acuario denominados «peces gato»

Siluros, peces limpiadores de acuario

 

El mote no es casual: se debe, fundamentalmente, a los bigotes que caracterizan a estos peces limpiadores de acuario. Lejos de lo que pueda parecer, son órganos sensoriales que les permiten detectar alimento. Pero no es la única particularidad de esta catalogación de peces que comprende cerca de 3.000 especies: además, carece de escamas. En lugar de ellas, cuenta con una piel increíblemente dura. Y sí: es tan espectacular como singular.

Ojo porque, entre las 3.000 especies, hay algunas que llegan a alcanzar un buen tamaño. Es más: según la variedad de pez gato, podemos encontrarnos con unas particularidades a la hora de alimentarse u otras. Por eso nada como conocer a fondo el pez que vamos a incluir en nuestro acuario. La mejor manera de poder darle lo que necesita, ya sea a nivel de dieta o de espacio.

Y sí: los peces limpiadores de acuario son necesarios. Pero, más allá de esto, no se puede negar otro hecho: resulta difícil renunciar a su rara belleza en nuestro pequeño ecosistema.