Cómo propagar suculentas: 3 métodos

Cómo propagar suculentas

En unos pocos años, se han convertido en una de las plantas favoritas de los amantes de la jardinería por muchos motivos. Uno de ellos es, sin duda, que propagar suculentas es increíblemente sencillo. Una manera fácil de poder replicar esa planta que tanto nos gusta o, incluso, de aprovechar un tallo roto por algún percance. Porque esa es una de las bondades de las suculentas: que necesitamos poco para poder disfrutar de ellas en cuantas macetas o espacios queramos.

Propagar suculentas es, por definición, multiplicar una planta. Una tarea de jardinería ideal si queremos, por ejemplo, regalar alguno de nuestros ejemplares. Pero no es el único motivo para planteárnoslo. Es la técnica ideal para vestir una rocalla con ellas o, por ejemplo, para hacer un jardín vertical con palets. Cada uno tenemos nuestro objetivo. Lo realmente importante es saber cómo hacerlo correctamente.

Y no: no hay una única manera de propagar suculentas. En realidad, podemos hacerlo de distintas formas. Y todas tienen algo en común: lo increíblemente sencillo que resulta.

3 FORMAS DE PROPAGAR SUCULENTAS

No hay que ser un experto en jardinería para poder propagar suculentas con éxito. En realidad, basta con seguir al pie de la letra las sencillas indicaciones de cada uno de los métodos. Y eso sí: armarse de paciencia. Ya sea a través de hojas o de esquejes, las suculentas se toman su tiempo para echar las raíces que necesitamos para plantarlas. Por eso, no es un proceso apto para impacientes ni para quienes busquen conseguir rápidamente un resultado.

Eso sí: antes de comenzar a propagar suculentas, es importante saber algo. Aún haciéndolo a rajatabla, el índice de éxito es altísimo pero también podemos tener bajas. O, dicho de otro modo, que alguna de las potenciales plantitas no consiga enraizar. Por eso y cuando comenzamos a propagarlas, lo ideal es empezar con un buen número de plantas a multiplicar. De esta forma, aún contemplando que alguna no prospere, conseguiremos tener otras muchas para plantar.

Sustrato para cactus y suculentas Verdecora
Un sustrato específico es clave para propagar suculentas. Conoce las características del nuestro para cactus y suculentas

 

Antes de ver en detalle cómo propagar suculentas de tres formas distintas, es importante saber qué necesitamos para ello. Hablamos de una tarea de jardinería que implica muy pocos materiales. Tan pocos, en realidad, que bastará con un sustrato para cactus y suculentas; y un recipiente, que varía según el método.

Teniendo esto claro, veamos los tres métodos para propagar suculentas que podemos emplear. Tres con sus propias particularidades pero igualmente sencillos.

1. Propagar suculentas a través de hojas

Propagar suculentas por hojas

 

Es una de las maneras más habituales de propagar suculentas. Pero ojo: también es una en la que mayor número de bajas podemos tener. Suele ser la forma perfecta para sedum, crassulas y otras suculentas de hoja. La parte positiva: que cada una de ellas se transformará en una nueva planta. Esta técnica es perfecta para hojas que se han desprendido de la planta madre por un golpe pero, también, para las que quitemos intencionadamente. Para hacerlo bien, lo ideal es girar ligeramente desde la unión con el tallo la hoja para que se desprenda.

Para garantizar el éxito, es importante elegir con cuidado las hojas. De su estado dependerá que puedan tener la fuerza y los recursos necesarios para poder multiplicarse. Para propagar suculentas a través de sus hojas, no utilizaremos nunca:

  • Las que estén dañadas o que presenten mal color
  • Hojas arrugadas
  • Aquellas que estén infectadas por insectos
  • Hojas que no se hayan desprendido correctamente del tallo

Pasos para propagar suculentas con hojas

Una vez seleccionadas las hojas candidatas, el proceso es sencillo:

    1. Dejar secar las hojas durante dos o tres días. De esta manera, la herida que hemos infligido al cortarla se sellará. Para ello, lo ideal es colocarla en una zona de sombra. Y no: no regaremos en estos días
    2. Cuando la herida esté seca, colocamos las hojas sobre el sustrato para cactus y suculentas. Esto es, literalmente, dejar nuestra hoja sobre el sustrato evitando que la parte del corte lo toque. Para procurar que el crecimiento sea más rápido, es recomendable usar una bandeja propagadora o un invernadero
    3. Cada dos días, pulverizamos con agua nuestras hojas en reposo. No nos excedamos: basta con humedecer. Cómo regar suculentas correctamente es una asignatura pendiente muchas veces en su cultivo. Y, en el caso de nuestras potenciales plantitas, basta con hacerlo pulverizando agua. Continuamos regando así cada día y medio o dos días durante entre cuatro semanas y un mes, evitando siempre humedecer de más el sustrato

      Propagador para propagador suculentas
      Propagar suculentas en un propagador acelera el proceso de creación de raíces. Consíguela aquí

 

Transcurrido ese tiempo, iremos viendo cómo en la base de la hoja se forman nuevas pequeñas plantas. Nuevamente, toca esperar un poco. Cuando estén completamente formadas, es momento de plantarlas en sustrato. Y que nadie se asuste porque vea que la hoja original comienza a perder vida. Tan solo estará cediéndosela a las nuevas plantas.

2. Propagar suculentas por división

Propagar suculentas por división

 

Una de las maneras más habituales que conlleva, nuevamente, paciencia. Es la técnica ideal cuando vemos que nuestra planta original tiene hijos. El nombre común que se dan a esas pequeñas plantas iguales a la original que surgen a su alrededor. Para propagar suculentas mediante esta técnica, tendremos que dejar crecer los retoños hasta que tengan un buen tamaño. Solo así podremos garantizar que, plantados en un nuevo sustrato, salgan adelante.

Cómo propagar suculentas por división

  1. Sacamos la suculenta original con sus hijos de la maceta. En muchas ocasiones, retirarlos de la planta original es tan sencillo como girarlos suavemente. En muchas otras, las raíces pueden estar enmarañadas por lo que tenemos que tomarnos tiempo para separar unas plantas de otras. Y nada de prisas: esta labor debe hacerse con paciencia para evitar que se dañen las raíces
  2. Con las plantas separadas, plantamos en un sustrato para cactus y suculentas. Tampoco está de más valernos de uno de los tipos de sustratos para plantas que ayudan al drenaje: la perlita
  3. Durante un mes, regaremos con pulverizador nuestras nuevas plantas cada día y medio humedeciendo el sustrato
Perlita Verdecora para propagar suculentas
Una dosis de perlita en el sustrato nos ayudará a propagar suculentas, al mejorar la aireación y el drenaje del suelo. Conoce sus características aquí

 

Pasado ese tiempo, tendremos nuevas suculentas fuertes y sanas que regaremos con total normalidad.

3. Propagar suculentas por esquejes de tallo

Propagar suculentas en agua

 

Llegamos a la técnica para propagar suculentas ideal para aquellas que tengan tallo. Y, en esta ocasión, tenemos dos formas de llevarlo a cabo: directamente en sustrato o en agua. Veamos las particularidades de cada uno.

Cómo propagar suculentas por esquejes en sustrato

La manera más rápida de propagar suculentas ya que será, prácticamente, como tener una planta nueva en poco tiempo.

  1. Cortamos un tallo de entre 10 y 15 centímetros de la suculenta que queramos propagar. Eliminamos las hojas inferiores, que serán las que posteriormente plantemos en tierra
  2. Dejamos cicatrizar el corte durante una semana
  3. Transcurrido ese tiempo, plantamos en un sustrato para cactus y suculentas.
  4. Si hemos dejado cicatrizar bien, podemos regar con normalidad. En caso de no haber respetado ese tiempo, esperaremos 15 días antes de regar

Pasos para propagar suculentas por esquejes en agua

Propagar suculentas en agua

 

También se puede aplicar a propagar suculentas con hojas. Si optamos por esta técnica tendremos que buscar un recipiente pequeño, como la tapa de un frasco, y sumergiremos únicamente una pequeña parte de su base.

Si lo que queremos es propagar suculentas desde un esqueje de planta en agua, los pasos son distintos. Eso sí: al igual que al propagar suculentas en sustrato, tendremos que elegir un tallo de buen tamaño y dejarlo cicatrizar durante una semana.

  1. Buscamos un recipiente con suficiente fondo, como un vaso o frasco de cristal. Con las hojas inferiores retiradas, apoyamos nuestra suculenta sobre el borde y pondremos agua hasta que la base del tallo quede ligeramente por encima
  2. Colocamos nuestra suculenta en una ventana en la que reciba luminosidad

Es, probablemente, el método más rápido para multiplicar estas plantas. Y, también, el más decorativo. Porque una vez las raíces crecen, la gran encrucijada es si disfrutar de su visión en cristal o privarnos de ello metiéndolas en sustrato.

¿Has utilizado alguna de estas técnicas para propagar suculentas? ¡Cuéntanoslo!