Cómo preparar tierra para suculentas: el acolchado

Cómo preparar tierra para suculentas: el acolchado

De un tiempo a esta parte, se han convertido en las plantas favoritas de muchos amantes de la jardinería. Algo lógico no solo por la increíble versatilidad de sus diseños naturales sino, también, por la facilidad de sus cuidados. Pero ojo: no confundamos la increíble resistencia de cactus y crasas con que no necesitan nuestros mimos. Porque, así sean poco exigentes con el riego, hay algo que tenemos que conocer con detalle: cómo preparar tierra para suculentas.

No nos referimos, únicamente, a utilizar un sustrato adecuado para ellas. Hablamos, en realidad, de mejorar todavía más su cultivo mediante pequeños gestos. Y no cabe duda que uno de ellos es el acolchado. Un término que cualquier jardinero conoce y que, en el caso de las suculentas, guarda muchas similitudes con la que se realiza con cualquiera de las plantas de exterior. Pero ojo: aunque la metodología sea similar, busca objetivos sustancialmente distintos.

Por lo importante que es cómo preparar tierra para suculentas, hoy queremos contarte las bondades del acolchado. Unas que te permitirán cultivar mejor tus plantas y, también, disfrutar de su increíble belleza.

BENEFICIOS DE SABER CÓMO PREPARAR TIERRA PARA SUCULENTAS UTILIZANDO EL ACOLCHADO

En nuestra lista de pasos para saber cómo preparar tierra para suculentas, el acolchado jugará un papel ligeramente diferente. Pero, antes de entrar en detalles, no está de más echarle un vistazo a lo que significa el término. En términos generales, el acolchado busca fundamentalmente proteger las raíces del frío. Gracias al uso de distintos materiales de carácter orgánico, el acolchado crea una capa que permite mantener la temperatura.

Beneficios del acolchado de las suculentas

 

Pero no es la única finalidad. Según el tipo de material, podemos también conseguir otros objetivos como reducir la incidencia de las hierbas adventicias. Algo que nos evitará tener que erradicar las malas hierbas del jardín en nuestras macetas o parterres.

Estas dos bondades del acolchado tradicional también se cumplen en el caso de crasas y cactus. Pero no son las únicas bondades de las que nos podemos valer en el cultivo de nuestras plantas. Así que veamos por qué incluir hacer un acolchado cuando nos planteemos cómo preparar tierra para suculentas.

1. Protege las hojas inferiores del exceso de humedad, algo a contemplar al pensar en cómo preparar tierra para suculentas

Otra forma de proteger nuestra planta, pero no precisamente del frío. Uno de los principales enemigos de crasas y suculentas es el exceso de humedad. Por eso tan importante como saber cómo preparar tierra para suculentas es saber cómo regar suculentas correctamente. Y no nos referimos solo a la cantidad de agua sino, también, en la forma de aplicar el riego.

Vermiculita Verdecora
Si nos preguntamos cómo preparar tierra para suculentas en los meses de calor, la vermiculita en pequeñas dosis puede ayudarnos. Consíguela aquí

 

Pues bien. Utilizar un acolchado inorgánico y no poroso, como el que podemos crear con un árido decorativo ligero, permitirá mantener las hojas inferiores alejadas de la humedad. Una detalle que evitará que se puedan pudrir. En los meses de calor, podemos emplear junto con ese árido una mínima cantidad de vermiculita. Gracias a su capacidad para absorber el agua, permitirá contar con una mínima dosis de hidratación.

2. Retrasa los efectos del riego y el sol en el sustrato

Como sucede con todas las plantas, el agua y el clima inciden paulatinamente en la tierra. Por un lado, el riego hace que el sustrato se compacte poco a poco. Por otro, la incidencia del sol y del viento puede resecar el sustrato haciendo que pierda su textura y aireación.

Sustrato para cactus y crasas Verdecora
Si nos preocupa cómo preparar tierra para suculentas, hemos de velar por su textura. Elige siempre un sustrato para cactus y crasas como éste

 

Una capa de acolchado permite, fundamentalmente, crear una primera capa protectora del sustrato. Una auténtica barrera que permite mitigar la intensidad y la fuerza del agua sobre la tierra.

3. Ayuda a las hojas inferiores a contar con más luz

Seguimos con las hojas inferiores porque son, precisamente, las más delicadas de las suculentas. Aunque pueda parecer secundario cuando nos planteamos cómo preparar tierra para suculentas, cuidar de las hojas inferiores es una auténtica prioridad.

Si utilizamos un acolchado de colores claros como el blanco o beige, estaremos fomentando que la luz se refleje en las hojas inferiores. Un pequeño truco para ayudarlas a que hagan la fotosíntesis correctamente.

4. Añade nutrientes al sustrato, un detalle que contribuye en cómo preparar tierra para suculentas

Si optamos por acolchados orgánicos, estaremos ayudando al bienestar de nuestra planta. Elegir corteza o madera cumplirá con una función más que interesante. Cuando comience a descomponerse, los nutrientes pasarán a formar parte de la tierra.

Sustrato para orquídeas Verdecora
Cualquier enmienda orgánica favorecerá la riqueza del sustrato. Embellece de paso tus suculentas con corteza de pino

 

Una manera sencilla de enriquecer el sustrato mientras embellecemos, de paso, su aspecto.

 Cuatro ventajas de las que podemos valernos si nos preguntamos cómo preparar tierra para suculentas.