Cómo combatir la mosca de la zanahoria

Cómo combatir la mosca de la zanahoria

Es una de las plagas más recurrentes del huerto y, también, de las más agresivas. La mosca de la zanahoria puede convertirse en un auténtico dolor de cabeza para tus cultivos. Y, curiosamente y a pesar de su nombre, los manjares de este pequeño insecto no son únicamente las zanahorias. Apio y perejil también son objetivo de esta mosca de apariencia inofensiva e importante repercusión en nuestras hortalizas. Una buena razón para conocer de cerca la mosca de la zanahoria y, sobre todo, saber cómo atajarla.

No nos confundamos: frenar el avance de la mosca de la zanahoria no es tarea sencilla. Para empezar, porque implica vigilar muy de cerca los cultivos que están en su dieta. Y, para seguir, porque no basta con eliminarla de nuestro huerto cuando ataca a nuestros cultivos. En realidad, es vital evitar su reaparición. Una tarea que solo podremos llevar a cabo desde el otoño, y que requerirá una serie de tareas que hemos de llevar a cabo a rajatabla.

Pero no vayamos tan rápido. Porque antes de saber cómo combatirla es casi más importante saber cómo detectar su presencia.

CÓMO SE MANIFIESTA LA MOSCA DE LA ZANAHORIA EN EL HUERTO

El punto de partida a la hora de eliminar las plagas es, siempre, conocerlas de cerca. A priori, la mosca de la zanahoria no es fácil de detectar. Hablamos de un insecto de apenas 4 milímetros, de alas prácticamente transparentes, y patas y cabeza de color amarillo anaranjado. Por sus dimensiones, pasa muchas veces desapercibida en el huerto y lo hace todavía más en estado larval: carece de patas, mide 10 milímetros y puede pasar por una larva más del suelo. Es más: en muchas ocasiones, cuando detectamos la mosca de la zanahoria, ya es demasiado tarde. Las larvas se alimentan de nuestro cultivo y, para cuando hacen la metamorfosis para transformarse en mosca, es tarde para poner solución.

La repercusión que la mosca de la zanahoria en estado larvario tiene sobre este cultivo son más que visibles. Y es importante saber que sus efectos dependen, también, del estado del cultivo. Si hablamos de una planta joven, las zanahorias no se desarrollarán al ritmo habitual y estarán deformes cuando las saquemos de la tierra. En plantas más mayores, los efectos son similares: ni la planta crecerá como tiene que hacerlo, ni sus hojas tendrán el característico color verde habitual.

Efectos de la mosca de la zanahoria en los cultivos

 

No son los únicos síntomas visibles de que tenemos mosca de la zanahoria en el huerto. Otro muy habitual es que la tierra alrededor de estos tubérculos cambie de color. Si detectamos un tono marrón y un olor desagradable, estamos ante cultivos afectados por la mosca de la zanahoria.

Aunque pueda parecer poca cosa, no lo es. Si cualquiera de estos síntomas se manifiesta en nuestras zanahorias, tendremos que tirarlas y quemarlas. Básicamente porque a las galerías creadas por las larvas en este cultivo se suman hongos oportunistas, que estropean la posibilidad de disfrutar de estos cultivos.

CÓMO ELIMINAR LA MOSCA DE LA ZANAHORIA

Detectar la mosca de la zanahoria no es sinónimo de poder combatirla en ese momento. Cuando las larvas ya se han apoderado de nuestros cultivos, tan solo nos queda evitar que vuelvan a propagarse. Una labor que tendremos que llevar a cabo en otoño, y cuyo éxito depende de varias tareas.

Añadido y dado que es una plaga que se desarrolla de manera subterránea, solo nos queda evitar que vuelva a aparecer. Algo posible llevando a rajatabla los siguientes pasos.

1. Arar la tierra a conciencia, importante para evitar la reaparición de la mosca de la zanahoria

Es durante el otoño cuando la mosca de la zanahoria pone sus huevos en el suelo de cultivo. Por eso y una vez terminado el verano, momento de apogeo de este insecto, es fundamental arar a conciencia la tierra. De esta manera, las pupas quedarán expuestas a posibles depredadores como los pájaros.

Para hacerlo a conciencia, es recomendable levantar y voltear al menos medio metro de profundidad. Solo así podremos garantizar que la zona quede libre de estas larvas.

2. Colocar una malla antihierbas

Con la tierra removida a conciencia y después de dejar pasar unos días, colocaremos una malla antihierbas. Gracias a ella, evitaremos que la mosca de la zanahoria pueda poner sus huevos en la zona desinfectada. Añadido, la malla no permitirá crecer las plantas adventicias, por lo que podremos evitarnos el cómo erradicar las malas hierbas.

3. Asociar cultivos beneficiosos y molestos para la mosca de la zanahoria

La naturaleza es un auténtico equilibrio de opuestos. Un hecho que podemos aplicar en el huerto para evitar tanto la aparición como la reaparición de la mosca de la zanahoria. Cultivar cebollas o ajos, tanto comestibles como ornamentales, permite disminuir las probabilidades de que este voraz insecto aparezca. La razón: les molesta muchísimo el olor de ambos cultivos.

Semillas de cebolla Verdecora
Plantar cebollas es una manera natural y efectiva de alejar a la mosca de la zanahoria. Consigue esta variedad en nuestra tienda online Verdecora

 

Por eso, no está de más plantar cualquiera de los dos tanto en las inmediaciones de nuestras zanahorias como entre ellas. Una profilaxis aromática perfecta para evitar la mosca de la zanahoria.

4. Rotar los cultivos, vital para evitar a la mosca de la zanahoria

Uno de los principales motivos por los que aparecen las plagas es como consecuencia de un sueño empobrecido. Y no: la cosa no consiste, únicamente, en trabajar a fondo la tierra con mantillo y humus de lombriz. Supone, en realidad, ser estrictos a la hora de planificar la rotación de cultivos en el huerto.

Cambiar de sitio con un orden lógico los cultivos puede ayudarnos a enriquecer el suelo. Algo que redundará en positivo en los nutrientes pero, también, en la fortaleza de nuestras plantas de huerto.

¿Has sufrido alguna vez el ataque de la mosca de la zanahoria? ¡Compártelo con nosotros!