Prevenir enfermedades de los peces de acuario

Prevenir enfermedades de los peces de acuario

Las enfermedades de los peces de acuario son uno de los grandes dolores de cabeza de los amantes de la acuariofilia.  No es para menos: cualquier dolencia en nuestro acuario puede comprometer la salud de todos sus habitantes. Y no solo porque, en líneas generales, se trata de dolencias sumamente contagiosas. También porque poder tratarlas correctamente en el medio acuático no siempre resulta tan sencillo. Es más: lo que es beneficioso para algunos peces puede dañar o, incluso, ser nocivo para otros especímenes o plantas del acuario. De ahí que cualquier dolencia pueda suponer el desequilibrio de todo el acuario.

Más allá de la dificultad en diagnosticar enfermedades de los peces de acuario, hay otro añadido. En líneas generales, los peces son animales sumamente sensibles. Algo que les hace estar especialmente expuestos a distintas dolencias que, en la mayoría de los casos, son fatales. Por eso y más que curar, es fundamental prevenir las enfermedades de los peces de acuario. La mejor manea de garantizar tanto el bienestar individual de cada uno de nuestros peces como el del conjunto de ellos.

Por su importancia, no solo es necesario conocer cuáles son las dolencias habituales o sus síntomas. Lo que es realmente vital es conocer cómo evitar que se apoderen de nuestro ecosistema acuático e, incluso, acaben con él.

CÓMO EVITAR LAS ENFERMEDADES DE LOS PECES DE ACUARIO

A diferencia de otros animales, los peces viven en entornos controlados y reducidos. Un hecho que provoca que su supervivencia dependa íntegramente de nosotros, tanto en lo que respecta a la alimentación para peces como al mantenimiento del acuario. Por eso, la acuariofilia es quizás uno de los hobbies más exigentes en lo que respecta a cuidados. Nuestros peces no solo necesitarán de nuestras tareas. También demandarán ser observados desde un punto de vista crítico para confirmar que las rutinas del acuario no se han visto alteradas.

Cómo evitar las enfermedades de los peces de acuario

 

Por eso y más allá de la observación, no está de más conocer cómo prevenir las enfermedades de los peces de acuario. Algo que cualquier amante de la acuariofilia, incluso novato, puede llevar a cabo; y que redundará en positivo en la supervivencia de nuestros animales.

1. Controlar la superpoblación, fundamental para prevenir enfermedades de los peces de acuario

En lugar de plantearnos cómo controlar un acuario sobrepoblado, lo ideal es evitar llegar a ese punto. Tener demasiados ejemplares es, entre otras cosas, sinónimo de detectar continuamente enfermedades de los peces de acuario. Y es que, por más que creamos que tener muchos peces o muchas plantas es lo correcto, nada más lejos de la realidad. Este exceso no solo está restando espacio vital a cada uno de ellos. También trae consigo un problema mayor: un desequilibrio en la oxigenación.

La oxigenación es fundamental para la vida de nuestros peces. Es más: es un aspecto crucial para el acuario ya que, tanto en exceso como en defecto, incide directamente en la vida de nuestros animales. Si hay una falta de oxígeno, lo detectaremos en el comportamiento de los peces que comenzarán a nadar en la parte superior del acuario. Si hay un defecto, comenzarán a aparecer pequeñas burbujas en el cuerpo de nuestros animales. Y no, no es menor: estas burbujas acabarán provocando una embolia gaseosa que terminará con su vida.

Aireador para acuarios
Regular el oxígeno es clave para evitar enfermedades de los peces de acuario. Conoce nuestra selección de aireadores

 

Pero cuidado porque este exceso de oxigenación no lo provoca, únicamente, un aireador mal regulado. También puede estar provocado por las plantas de nuestro acuario. Y es que tan importante es saber cómo elegir plantas para acuario como conocer al dedillo los cuidados de las plantas de acuario. Solo así podremos evitar uno de los fallos habituales en lo que respecta a ellas: que reciban más luz de la cuenta. De hacerlo, aumentará la cantidad de oxígeno del acuario. Y lo que viene después ¡ya lo sabemos!

2. Aclimatar correctamente a los nuevos peces

Incorporar nuevos peces a nuestro acuario no puede hacerse sin más. En realidad, debe ser una tarea progresiva y a realizar con mucha calma. No solo porque un nuevo emplazamiento pueda generar un problema en la salud de los nuevos ejemplares. También porque, añadido, los nuevos pueden ser portadores de enfermedades de los peces de acuario que no hayamos detectado al comprarlos.

Un buen motivo para conocer a fondo los distintos métodos para aclimatar peces en el acuario o, incluso, contar con una pecera paralela que podríamos considerar de cuarentena. Una que no solo nos servirá para cuidar peces enfermos sino, también, para introducir paulatinamente a los nuevos.

3. Vigilar los cambios de temperatura, otro factor decisivo en las enfermedades de los peces de acuario

Los peces son animales sumamente sensibles a los cambios de temperatura. Un parámetro del acuario que debemos controlar constantemente, y adecuar a las necesidades de los peces que habitan en él. Nunca podremos exponer a estos animales a temperaturas inferiores o superiores a las que demandan. Y el motivo es puramente fisiológico.

Termómetro para acuario
Vigilar de cerca la temperatura es fundamental para prevenir enfermedades en los peces de acuario. Consigue el tuyo en nuestra tienda online

 

Al tratarse de animales de sangre fría, no tienen la capacidad de adaptarse a las oscilaciones del hábitat que les rodea. Y, lejos de ser secundario, puede comprometer seriamente la salud de nuestros peces. Por un lado, porque el estrés que les genera les hace ser susceptibles al efecto de bacterias presentes en el acuario. Por otro, porque sus pequeños cuerpos pueden sufrir paros multiorgánicos que terminen con sus vidas.

4. Alimentar correctamente a los peces, en calidad y cantidad

Como en cualquier otra especie, la alimentación es fundamental en su salud. Nos arriesgamos a decir que, en el caso de los peces, es todavía más importante. Y no nos referimos únicamente a que cuenten con una dieta variada en nutrientes. También es fundamental que, independientemente de los tipos de comida para peces de acuario que elijamos para los nuestros, seamos rigurosos con las cantidades. Aunque creamos que «ese poquito más» es concederles un capricho, no es así. Ese poquito puede ser perjudicial para ellos.

Tanto si no respetamos las cantidades recomendadas como si la dieta de nuestros peces es pobre, podemos provocarles una constipación. O, dicho en términos humanos, estreñimiento. Algo que se puede detectar rápidamente, ya que los peces se mueven mucho más despacio por el acuario y las escamas se despegan ligeramente de su cuerpo.

Cuatro maneras de evitar las enfermedades de los peces de acuario. Cuatro formas sencillas de velar por el bienestar de nuestro ecosistema.