La muda del pelo del conejo: qué necesitas saber

La muda del pelo del conejo: qué necesitas saber

De un tiempo a esta parte, estos simpáticos animales se han convertido en los peludos favoritos de muchos hogares. Una popularidad lógica, ya que hablamos de un animal de buen carácter y perfecto para casas pequeñas. Cuando tenemos uno, solemos concentrar nuestros cuidados en su alimentación. Sin embargo, hay un cuidado que suele pasar desapercibido y que es tan importante como alimentarle correctamente. Nos referimos a la muda del pelo del conejo. Algo que, a pesar de responder a un mecanismo natural de todos los animales, necesita de nuestra ayuda.

Curiosamente, cuando hablamos de las necesidades del conejo esta suele quedarse en un segundo plano. Y, si bien es cierto que el cepillado es uno de los cuidados fundamentales para estos animales, también lo es que ante un cambio de pelo no bastará únicamente con peinarle. La muda del pelo del conejo puede comprometer su sistema digestivo: la parte más delicada de su cuerpo. De ahí que, con cada muda, tengamos que saber qué debemos hacer exactamente.

Así que para comprender la importancia de las tareas relacionadas con la muda del pelo del conejo, nada como entender un poco más a fondo la anatomía de este pequeño animal. No pretendemos dar una clase de veterinaria, pero sí entender hasta qué punto ese pelo muerto es importante.

LA MUDA DEL PELO DEL CONEJO: CUÁNDO SE DA Y POR QUÉ ES UN PROCESO DELICADO

En líneas generales, podríamos pensar que la muda del pelo del conejo se da en los cambios de estación. Algo lógico ya que al igual que otros animales como perros o gatos, tanto la primavera como el otoño provoca este cambio de pelo. Y sí, es cierto: al igual que ellos, el conejo necesita renovar su pelo para afrontar estas dos estaciones. Pero, más allá de ellas, no será el único momento en el que lo cambie. En realidad, la muda del pelo del conejo doméstico se da regularmente cada tres meses. Y, aunque es cierto que el cambio de primavera es el más significativo, los tres restantes no se quedan atrás. Algo que podremos notar tanto en su comportamiento como en la limpieza de nuestra casa.

Es importante comprender cuál es el objetivo de la muda del pelo del conejo. Como decíamos, es un mecanismo natural que permite a estos animales regular su propia temperatura. Así y como sucede con el pelo de los perros, en los meses de frío el conejo desarrolla un pelaje más espeso en la base del pelo. Y, en los meses de calor, todo ese manto inferior desaparece para permitirle estar más fresco. Es más: en muchas ocasiones, es posible que incluso veamos pequeñas calvas en el cuerpo de nuestro animal. Unas que, si observamos de cerca, suelen dejar al descubierto una piel rosada y una ligera pelusilla. Dos indicadores de que la muda del pelo del conejo sigue su curso natural, sin que nos alarmemos por ello.

Consejos para la muda del pelo del conejo

 

Y tranquilidad porque, a pesar de que podamos creer que la muda del pelo del conejo es excesiva, suele entrar siempre en parámetros de normalidad. Es cierto que es escandaloso encontrar mucho pelo por casa. Pero también lo es que, en líneas generales, no suele responder a nada extraordinario.

Por qué puede ser peligrosa la muda del pelo del conejo

Si bien los conejos tienen sus propios comportamientos, es cierto que muchos de ellos nos recuerdan al de otro animal común en los hogares: los gatos. Las rutinas de aseo de unos y otros guardan muchos parecidos. No solo es habitual verles limpiándose la cara. También es común a ambos que se laman el pelaje. Un comportamiento que, durante la muda del pelo del conejo, se intensifica. Y es curioso porque, a pesar de ser una rutina tan marcada, esta higiene del roedor y del conejo es una gran desconocida.

El principal objetivo de lamerse no es, únicamente, mantenerse limpios. En época de cambio de pelo, en realidad busca facilitar la eliminación de todo el pelaje muerto. Un mecanismo natural que, sin embargo, puede ser perjudicial. Como decíamos antes, el sistema digestivo del conejo es sumamente delicado y un exceso de pelo puede causar obstrucciones intestinales serias. Una razón de peso para poner de nuestra parte y evitar, así, el susto y la visita al veterinario.

CÓMO FACILITAR LA MUDA DEL PELO DEL CONEJO A NUESTRO ANIMAL

Está claro que no podemos evitar el fenómeno de la muda del pelo del conejo. Pero lo que sí podemos hacer es facilitarle la vida a nuestro animal. Por más que sea algo natural, para él desprenderse de su pelaje también es un momento delicado. Suele generar un poco de estrés, por la tendencia y necesidad de estos animales a estar limpios. Por eso y tan importante como saber qué comen los conejos domésticos es saber cómo cuidarle en estos momentos de cambio de pelo.

No hablamos de nada extraordinario. En realidad, ayudar a la muda del pelo del conejo pasa por conocer tres tips sencillos. Y, lo que es más importante, llevarlos a cabo durante el tiempo que dure el cambio de pelo.

1. Intensificar el cepillado con un cepillo específico

Un punto de partida sencillo ¡y totalmente lógico! Independientemente de cómo sea el pelo de nuestro animal, necesitará un cepillado regular siempre. Pero, sin duda, durante el periodo del muda del pelo del conejo tendrá que ser más regular y concienzudo. Ojo con esto, porque la piel del conejo es sumamente sensible. Por esto tan importante es saber cómo cepillarlo como hacerlo con el peine adecuado.

Carda de pelo para conejos
Elegir bien el cepillo es fundamental en la muda del pelo del conejo. Consigue este en nuestra tienda online

 

Para empezar, durante el tiempo que dura la muda del pelo del conejo tendremos que ser constantes con el cepillado. Esto implica que, durante las dos o tres semanas que tarda en completarse, tendremos que cepillar diariamente a nuestro animal. Lo ideal es optar por una carda para conejos, que nos permitirá eliminar tanto el pelo superficial como el pelo profundo. Y, además, es importante que la elijamos con las puntas redondeadas o protegidas. Solo así no dañaremos la delicada piel de nuestro animal.

2. Observar sus excrementos

Es, quizás, el consejo menos agradable que podemos darte para la muda del pelo del conejo. Pero, aunque pueda parecerte evitable, nada más lejos de la realidad. Comprobar sus excrementos te permitirá saber si está ingiriendo más pelo del que debería. Y aunque sobra mencionarlo, tenemos que decirlo: más vale prevenir que curar.

3. Ofrecerle más fibra, fundamental en la muda del pelo del conejo

Evitar esos pelos de más en los excrementos pasa por ofrecerle más fibra a nuestro conejo. Y es que, en muchas ocasiones, la muda del pelo del conejo suele terminar en el veterinario con una receta de un laxante para evitar esas obstrucciones que mencionábamos.

Heno para conejos Verdecora
Elegir un heno de calidad y lo más natural posible ayudará en la muda del pelo del conejo. Conoce las características de este marca Verdecora

 

Para no llegar a ese punto, podemos valernos de dos aliados. Por un lado, el heno: un alimento rico en fibra que es, además, la base de la dieta del conejo. Y, por otro, de la malta para conejos. Un concentrado de ingredientes naturales que evita la creación de bolas de pelo pero, también, ayuda a expulsarlas. En líneas generales, lo ideal es administrársela de manera regular a nuestro animal una vez a la semana durante todo el año. Pero cuidado: antes de hacerlo, nada como consultar al veterinario. Hay algunos profesionales reacios a la malta para conejos. Y, sin duda, nada como guiarnos por el profesional que cuide de nuestro animal para hacer lo correcto.

Consejos sencillos que harán de cada muda del pelo del conejo un momento más de vuestra vida juntos. Sin sobresaltos ni sustos. Como debe ser.