Hojas amarillas del geranio: ¿qué está pasando?

Hojas amarillas del geranio: ¿qué está pasando?

El geranio es una de las plantas estrella del verano. Un protagonismo que no solo se debe a su belleza sino, también, a un auténtico trío de ases de su cultivo. Es resistente, colorido y sencillo de cultivar. Por eso, cuando algo le sucede, se suelen disparar las alarmas. Y, de entre ellas, la más habitual suele ser consultar a qué responden las hojas amarillas del geranio. Un cambio de coloración que nos indica que algo no está yendo bien con nuestra planta.

Dado su carácter rústico, cualquier alteración en este tipo de plantas suele ser motivo de preocupación. Hablamos de una especie que, a pesar de ser amante del calor, puede vivir también con frío. Y, a pesar de ser demandante de riego, puede llegar a sobrevivir en condiciones de sequía. Entonces, si realmente es tan robusta como creemos, ¿por qué las hojas amarillas del geranio nos inquietan tanto? La respuesta es sencilla: porque puede ser desde algo sencillo de solucionar a una plaga que puede acabar con él.

Pero antes de entrar en pánico, calma. Porque, en muchas ocasiones, las hojas amarillas del geranio son fáciles de revertir a su verde original. Tan solo hay que conocer cuáles son los escenarios que pueden afectarle para adquirir esa tonalidad, y tomar cartas en el asunto.

¡Y para eso, precisamente, estamos hoy aquí!

5 CAUSAS QUE PROVOCAN LAS HOJAS AMARILLAS DEL GERANIO

Aunque podamos creer que las hojas amarillas del geranio son únicamente una cuestión de estética, no es así. Al igual que sucede con muchas otras plantas, el geranio nos habla a través de ellas. Una forma de mostrarnos señales de que está sufriendo carencias, excesos o algún tipo de ataque. Tres aspectos que no solo repercuten en la belleza de la planta sino que, además, pueden comprometer la floración e, incluso, su vida.

Por la importancia que tienen las hojas amarillas del geranio, es vital conocer sus causas para poder descartar a qué se deben. La mejor manera de poder poner solución antes de que la planta se pueble de hojas con esta coloración. Algo que, probablemente, ya no podamos solucionar.

1. Falta de nutrientes, uno de los principales motivos de las hojas amarillas del geranio

Empecemos por uno de los motivos más habituales para que las hojas amarillas del geranio se manifiesten. A pesar de ser una planta poco exigente, el geranio necesita un suelo nutrido en condiciones para poder crecer y florecer. Un aspecto que suele pasar desapercibido, por ese carácter rústico que caracteriza a la planta.

Sustrato para geranios y plantas en flor
El uso y trasplante en un sustrato específico es clave para evitar las hojas amarillas del geranio. Conoce las características de éste

 

Para evitar que el suelo se empobrezca y no pueda alimentar en condiciones nuestra planta, lo recomendable es un trasplante cada dos años. Y no nos referimos únicamente a un cambio de macetas sino, sobre todo, de sustrato. Este gesto permitirá renovar las reservar de nitrógeno del suelo: uno de los elementos fundamentales para que nuestra planta tenga sus características hojas verdes y florezca en condiciones.

2. Exceso de riego, otro de los motivos habituales

Los cuidados del geranio en verano pasan por darle una buena dosis diaria de sol y riego constante, sí. Pero no confundamos mantener una pauta de agua con regar de más. No tolera bien el exceso de agua, ya que sus raíces no lo soportan. Algo que se manifiesta en esas hojas amarillas del geranio que comentamos con una característica más: que adquieren una consistencia blanda.

Solucionarlo pasa por eliminar las hojas amarillas, y dejar que el sustrato pierda la humedad antes de volver a regar.

3. Falta de riego, la otra cara de la moneda

Tan malo como el exceso es el defecto de agua. Y, curiosamente, esto también se manifiesta con las hojas amarillas del geranio. La diferencia con respecto a una planta sometida a agua de más: que el borde de las hojas se seca.

Exceso o defecto de agua, causas de las hojas amarillas del geranio

4. Demasiado frío

A pesar de que el geranio es una planta súper resistente, el frío puede afectarle. Para que nos hagamos una idea, su temperatura mínima recomendada son los 15 grados. Sin embargo y a pesar de la recomendación, puede mantenerse en estado vegetativo por debajo de esos grados. Una resistencia que puede comprometer su vida si está expuesto a heladas.

De ser así, las hojas comenzarán a amarillear para, posteriormente, adquirir tonalidades rojizas. Para evitar llegar a este punto de no retorno, lo ideal es poner las plantas a cubierto de las heladas cuando comiencen a amarillear. La mejor forma de evitar tener que lamentarnos porque el frío las ha arruinado.

5. Tiene taladro del geranio, el motivo más preocupante de las hojas amarillas del geranio

Es, sin duda, la mayor problemática que se manifiesta mediante las hojas amarillas del geranio. Eliminar la mariposa del geranio es una tarea complicada, ya que para cuando la detectamos suele haber infectado la planta. Y es que el comportamiento de este, aparentemente, inofensivo insecto es el de un auténtico caballo de Troya. La mariposa pone los huevos en el interior de los tallos, creando un pequeño agujero. Las larvas se alimentan de la savia y devoran la planta desde dentro. Su manifestación visible pasa por distintos estadios. Primero las hojas amarillas del geranio, después un decaimiento de la planta que parece menguar y, después, la muerte.

Insecticida anti taladro del geranio
Si detectamos hojas amarillas del geranio, puede deberse a un ataque de taladro. Combate esta plaga con un insecticida específico

 

Evitar la presencia de este insecto pasa por utilizar, de manera profiláctica, insecticidas específicos para el taladro del geranio. Y, en caso de detectar pequeños orificios en los tallos, utilizar el mismo producto para combatir el crecimiento de las larvas.

Cinco escenarios distintos con una misma manifestación visible: las hojas amarillas del geranio. Cinco causas que hemos de corregir para poder disfrutar de nuestra planta con su característico verde y su maravillosa flor.