Cómo cultivar la chamaecyparis top point

Cómo cultivar la chamaecyparis top point

Su nombre casi impronunciable no está reñido con su increíble belleza. La chamaecyparis top point es una de esas plantas de formato reducido que cautiva. Quizás sea por su aspecto de ciprés de pequeño tamaño o, quizás, por la intensidad de su follaje. Sea por lo que sea, es uno de esos arbustos ideales para jardín pero, también, para una terraza o balcón.

Por su porte, hablamos de una planta que no alcanza grandes dimensiones ni cultivada en maceta ni directamente en el suelo. Para centrarnos, la chamaecyparis top point es uno de los máximos exponentes de las coníferas enanas. Una opción perfecta para cualquier exterior que, sin embargo, ha conquistado incluso el interior de los hogares. La razón es sencilla: la chamaecyparis top point ha pasado a formar parte de la lista de los tipos de árboles de Navidad naturales. Una alternativa al abeto natural de Navidad mucho más manejable transcurridas las fiestas.

Pero conozcamos en detalle esta conífera procedente de la costa atlántica de Estados Unidos. Solo así podremos cultivarla con éxito y, lo más importante, disfrutar de su belleza natural.

CUIDADOS DE LA CHAMAECYPARIS TOP POINT

Uno de los principales atractivos de la chamaecyparis top point es su follaje. De carácter perenne y de color intenso, es ideal para quienes quieren disfrutar del color por excelencia de la naturaleza en cualquier momento del año. Por su forma cónica y tonos, no solo es perfecta para crear una pantalla vegetal en una terraza. También es una candidata ideal si nos planteamos cómo hacer una rocalla para el jardín. Combinada tanto con bulbos como con plantas de temporada, creará un juego de contrastes simplemente espectacular.

Cuidados de la chamaecyparis top point
Disfruta de esta conífera enana en tu casa. Consigue la chamaecyparis top point aquí

 

Por si su belleza no fuera suficiente, hay otro aspecto que hace de la chamaecyparis top point una auténtica aliada. Y es que sus cuidados son sencillísimos. Es más: hablamos de una conífera que ni tan siquiera demanda poda. Algo que facilita muchísimo su cultivo pero, también, su disfrute.

Veamos en detalle esas pocas cosas que demanda la chamaecyparis top point para mantenerse intensamente verde. Y, lo que es más importante, para estar completamente sana.

1. La ubicación, preferiblemente soleada pero no imprescindible

La chamaecyparis top point es, como otras coníferas, una planta súper versátil. Tanto que, si bien su ubicación perfecta es en un lugar soleado, también admite estar en semisombra e incluso en sombra. Es más: lo recomendable es que reciban luz pero mejor si no es directa.

Si vivimos en un clima muy cálido, conviene protegerla de la exposición solar directa. Solo así nos ahorraremos ver cómo sus hojas se tornan marrones.

Necesidades de cultivo de la chamaecyparis top point

 

2. La temperatura, un factor menor en el cultivo de la chamaecyparis top point

Sí, has leído bien. La temperatura no es algo que nos deba preocupar a la hora de cultivar esta conífera de pequeño formato. Y decimos esto porque es sumamente resistente al frío e, incluso, a las heladas. Eso sí: éstas últimas pueden dejar su huella en el aspecto de nuestra planta. Como consecuencia del frío, podremos encontrarnos con que las hojas cobran un color amarronado. No debe preocuparnos: con la subida de temperaturas, la chamaecyparis top point recuperará su aspecto normal.

Una huella similar, el amarronamiento de las hojas, es la que deja el exceso de calor en esta conífera. Y es que, si bien aguanta altas temperaturas, lo cierto es que se resiente con el exceso de calor.

3. El suelo, preferiblemente blando

Como buena conífera, la chamaecyparis top point es una gran amante de la humedad, tanto en lo que respecta a la ambiental como la del suelo. Un buen motivo para que le procuremos un sustrato blando y fresco, que conserve una humedad relativa pero que filtre el agua sobrante de riego. Y la razón es sencilla: hablamos de una planta que no lleva nada bien los encharcamientos y que, añadido, carece de raíces profundas.

Sustrato universal Verdecora
El uso de un sustrato nutritivo es clave para el crecimiento de la chamaecyparis top point. Conócelo a fondo

 

Por eso y además de dotarla de un buen drenaje, lo ideal es utilizar un sustrato rico en turba mezclado con arena. Un tándem ideal para conseguir el equilibrio de nutrientes y filtrado de exceso de agua que demanda.

4. El riego, constante pero sin encharcamientos

Es, quizás, el punto más delicado de la chamaecyparis top point. A pesar de gustarle la humedad, tan solo demanda un riego semanal. Uno que, además, debe respaldarse en un correcto drenaje.

Eso sí: como guía, es importante controlar el estado de su sustrato. Debe estar siempre ligeramente húmedo. No es conveniente que se seque por completo entre riego y riego.

5. El abonado, una auténtica necesidad de la chamaecyparis top point

Llegamos a la que es la única exigencia de la chamaecyparis top point. Y es que, para mantenerse sana, demanda que seamos rigurosos en la aplicación de abono. Eso sí: abono específico para coníferas.

Abono para coníferas Compo
La aplicación rigurosa del abono favorecerá el crecimiento de nuestra chamaecyparis top point. Hazte con éste en nuestra tienda online Verdecora

 

Su aplicación debe marcarse casi en nuestro calendario doméstico. Y no tanto con la llegada del otoño, momento en el que demandará una dosis de abono. Realmente tendremos que contar con la disciplina de un abonado al mes durante toda la primavera. Algo fundamental para el correcto desarrollo de nuestra planta que, eso sí, tendremos que interrumpir con la llegada del verano.

Queda demostrado: su denominación, chamaecyparis top point, es infinitamente más complicada que sus cuidados. Un nombre muy grande para una conífera enana que demuestra un hecho: el tamaño no importa.