Cómo conservar tu ramo de flores por más tiempo

Cómo conservar tu ramo de flores por más tiempo

Conservar tu ramo de flores por más tiempo es uno de los objetivos de cualquier amante de las flores frescas. Una forma de luchar contra el paso del tiempo, y poder disfrutar de su increíble belleza durante más días. Está claro que la flor fresca, como su nombre indica, tiene una fecha de caducidad. Algo que no significa que no podamos alargar su disfrute de una manera sencilla: con pequeños trucos de floristería. Unos que, según el tipo de flor de la que se trate, nos permitirán mantener su belleza prácticamente intacta durante incluso dos semanas.

El atractivo de la flor fresca es innegable. Son esa manera perfecta de disfrutar de la eclosión de la primavera en cualquier momento del año. Una aliada para llenar de color un espacio o, incluso, para pintar la vida de alegría. Porque esa es otra de las virtudes de las flores: su increíble capacidad de hacernos sentir alegría con su mera presencia. Algo que saben quienes no renuncian a la presencia de flores frescas en casa, sin regirse por fechas marcadas en el calendario.

Son, en sí mismas, una inyección de felicidad. Un buen motivo para saber cómo conservar tu ramo de flores por más tiempo, y proponernos ganarle el pulso a la propia naturaleza.

CONSERVAR TU RAMO DE FLORES POR MÁS TIEMPO: CÓMO HACERLO SEGÚN CADA MOMENTO

Cómo conservar un ramo de flores por más tiempo no es complicado. En realidad, solo tienen una exigencia: que, desde el momento en el que el ramo llega a nuestra casa, le prestemos la atención que necesita. Y no hablamos solo de los primeros días. Alargar la vida de nuestras flores pasa, fundamentalmente, por dedicarles todos los días un momento. Unos ratitos que, con pequeños gestos, harán que nuestras flores frescas puedan reponerse para vivir un poquito más. ¡Un tiempo bien invertido sin duda alguna!

Veamos, paso a paso, cómo conservar tu ramo de flores por más tiempo desde el primer minuto que esté contigo.

1. Acondicionarlo, el primer paso para conservar tu ramo de flores por más tiempo

Un ramo de flores, de primeras, no puede colocarse sin más en un jarrón. Es más: si lo colocamos tal cual está en agua, lo más fácil es que estemos acortándole sustancialmente la vida sin saberlo. Y no nos referimos únicamente a los ramos comprados a través de la floristería de Verdecora. Esta máxima es extensible al ramo comprado físicamente en una floristería y que, al igual que los de floristería online, necesitan una mínima preparación para su transporte.

Pues bien: para conservar tu ramo de flores por más tiempo, el primer paso es retirar cualquier atrezzo. Un punto de partida que obliga a desechar envoltorios o papeles que envuelvan el bouquet. Aunque este tipo de accesorios cumplen su papel protector, a la larga son negativos para las flores frescas. No permiten que respiren correctamente, ni que haya circulación de aire entre los tallos. Algo que acelera el proceso de putrefacción de nuestro bouquet.

La floristería de Verdecora

 

¡Alto! Todavía no es momento de meter nuestro ramo en el jarrón. Antes, lo ideal es cortar ligeramente los tallos. Siempre en bisel o, dicho de otra manera, en un ángulo de 45 grados. Gracias a este tipo de corte, estaremos facilitándole a cada tallo la absorción de agua. Una flor fresca que no puede hidratarse correctamente durará mucho menos. Y un último detalle antes de colocarlo en el jarrón que queramos: eliminar todas las hojas que puedan estar en contacto con el agua. Nuevamente, este gesto evitará la podredumbre del bouquet.

Con nuestras flores limpias de cualquier extra y preparadas, ahora sí: colócalas en un jarrón proporcional al tamaño del ramo. Para conservar tu ramo de flores por más tiempo es fundamental que el jarrón pueda abarcar todos los tallos sin que estén apretados.

2. Elegir una buena ubicación y cambiar el agua de manera rigurosa

Han pasado dos días desde que ese precioso bouquet llegó a nuestras vidas. Y, por más que creamos que nuestras flores se van a mantener sin más, nada más lejos de la realidad. Para empezar porque su supervivencia depende de algo que suele pasar desapercibido: elegirle una buena ubicación. Un bouquet debe tratarse como si de una planta de interior se tratara. O sea: necesita estar en un lugar resguardado de corrientes de aire y, además, no estar expuesto a luz solar directa. No confundamos esto con privarle de luz porque, en ese caso, veremos nuestras flores desmoronarse poco a poco. Y cualquier intento por conservar tu ramo de flores por más tiempo se habrá ido al traste.

Acondicionarlo, clave para conservar tu ramo de flores por más tiempo

 

 

Además de esto, tendremos que recordar cambiar el agua cada dos días. Y no de cualquier manera sino limpiando a fondo el jarrón para evitar la formación de bacterias. Si a esa tarea higiénica le sumamos un poquito del sobre de nutrientes, agua tibia y otro pequeño corte de los tallos estaremos contribuyendo a alargar su vida todavía más.

3. Eliminar las flores marchitas, otro detalle para conservar tu ramo de flores por más tiempo

Y el inevitable momento llega: a pesar de los esfuerzos por conservar tu ramo de flores por más tiempo, éstas empiezan a marchitarse. Es más: es probable que solo lo hagan algunas flores del bouquet, y todavía tengamos la oportunidad de disfrutar de las demás un poquito más.

Cuidados para conservar tu ramo de flores por más tiempo

 

Para conseguirlo, lo ideal es continuar con nuestras labores de aseo del ramo cada dos días y aprovechar ese momento para retirar las flores marchitas. Quitándolas del conjunto estaremos permitiendo que, las que todavía estén sanas, vivan algo más de tiempo. Y sin piedad: aunque creamos que una flor puede «aguantar un poco más», es mejor eliminarla del conjunto.

Siguiendo estos pasos, podrás conservar tu ramo de flores por más tiempo. Una forma sencilla de hacer que tu bouquet logre algo casi imposible para el ser humano: desafiar a la mismísima vida.