Consejos plantas verdes

Qué son las plantas verdes

Las plantas de interior pueden dividirse en dos grandes grupos: plantas de flor y plantas de follaje decorativo o verdes. Las planta verdes son aquellas plantas de interior con un follaje de gran valor ornamental, sus valores estéticos están muy relacionados con la tipología y diseño de sus hojas.

 

Las plantas “Air so Pure”

Las especies “Air so Pure” ayudan a purificar el aire mediante la neutralización de gases nocivos para las personas, puesto que cuentan con una capacidad de conversión del dióxido de carbono en oxígeno mayor que el del resto de especies vegetales. Estas plantas, cuyas propiedades han sido avaladas por varios estudios científicos, permiten igualmente mejorar los niveles de humedad del ambiente. Por ello, se trata de una variedad adecuada para situar en espacios de ventilación reducida.

nephrolepis
Nephrolepis
spathiphyllum
Spathiphyllum

Dos son las variedades principales de este tipo de plantas: Nephrolepis sp. y Spathiphyllum sp. Esta última es la de mayor  capacidad de purificación del ambiente, y ambas requieren unos cuidados mínimos.

 

 

 

[block-notice]Ver plantas verdes en Verdecora >>[/block-notice]

 

Posibles plagas y enfermedades

Los parásitos o plagas más frecuentes son sobretodo los pulgones, las cochinillas y la araña roja.

Existen en el mercado muchos pesticidas efectivos para destruir plagas y enfermedades. Es importante seguir las recomendaciones del fabricante en cuanto a su uso y a los intervalos de aplicación.

Los pulgones son minúsculos insectos de cuerpo blando, verde, gris o negro. Se localizan en el extremo de los brotes y sobre las hojas jóvenes, de las que chupan la savia deformándolas con sus picaduras. Son muy prolíficos y se extienden con gran rapidez. Segregan una sustancia pegajosa y azucarada en la que se desarrollan los hongos.

Las cochinillas constituyen dos grupos de insectos: unos, de forma aplastada y con un caparazón parduzco o gris, se fija generalmente en el envés de las hojas a lo largo de sus nervaduras y en ocasiones sobre los tallos; otros, cubiertos por una pelusilla blanquecina que los disimula casi por entero, se encuentra sobre los tallos, los peciolos y los reveses de las hojas: al igual que los pulgones atacan con sus picaduras tallos y hojas, secándolas al tiempo que segregan una sustancia azucarada fuente de hongos.

Cuando no son muy numerosos se pueden eliminar con un trapo húmedo. En otras ocasiones es necesario un tratamiento con un insecticida específico.

Las arañas rojas son ácaros minúsculos rojizos o amarillos, apenas visibles a simple vista que se encuentran en abundancia en la cara inferior de las hojas cuando el ambiente es cálido y seco. Sus innumerables picaduras provocan manchas sobre las hojas. Mantener un grado de humedad ambiental elevado, evita la proliferación de estos ácaros que pueden ser también combatidos con pulverizaciones a a base de acaricidas.

 

Principales trastornos

No es habitual encontrarnos con enfermedades graves en las plantas de interior. Muchas de las alteraciones que presentan se pueden atribuir a errores de cultivo, en especial ligadas al exceso de riego.

Amarillamiento de las hojas. Los principales síntomas de exceso y falta de riego puede ser similares. Las hojas amarillearán y se caerán. Cuando las hojas están resecas y se deshacen en las manos  al tocarlas es falta de riego; por el contrario, si se ennegrecen y no se deshacen al tocarlas, si no que están blandas, será por exceso. El remedio es sencillo aunque el daño puede ser irreparable. Cuando una planta ha recibido exceso de riego se debe dejar secar la tierra y sin regar durante varios días, aunque es conveniente pulverizar las hojas. Después se regará con cuidado. Si el problema ha sido la falta de riego, se debe de regar en abundancia sin provocar encharcamientos. En ocasiones extremas se puede realizar una poda para que tenga una mayor oportunidad de rebrotar.

Puntas secas. La sequedad del ambiente y las corrientes provocan la sequedad de las puntas de las hojas. Para evitarlo se deben de pulverizar de vez en cuando y retirar la planta de la zona de corriente.

 

La combinación con plantas verdes.

 

En la elección de las plantas hemos de considerar como factores importantes su forma y su altura, así como que guarden armonía con los restantes elementos decorativos de la casa.

En general, los grandes ejemplares de Dracaena, Kentia, Ficus o Schefflera encuentran una buena localización en sitios amplios en los que un ejemplar de pequeño tamaño resultará infravalorado, perdiendo sus cualidades ornamentales. La situación en una habitación pequeña de ejemplares de gran tamaño no hará sino limitar el espacio disponible.

El emplazamiento de especies de hojas delgadas y de tonos claros como Aglaonema, Dieffenbachia o alguna variedad matizada en blanco de Ficus, junto a especies de follaje más oscuro (Spathiphyllum, Hibiscus) creará interesantes juegos de luz de gran efecto.

A diferencia de lo que comúnmente se cree, la belleza de estas especies no reside únicamente en su tamaño y coloración, si no también en sus variadas formas y texturas. Así, por ejemplo, un helecho (Nephrolepis) puede transmitir un aspecto de suavidad debido a las texturas ligeras de sus hojas, mientras que una palmera (Kentia, Chamaedorea, Yucca) de hojas palmeadas y sostenidas por peciolos rígidos ofrecerá un aspecto más pesado.

En la elección final deberán contar, como factor preponderante, las exigencias ambientales de las plantas y no podrá basarse únicamente en una valoración estética. La primera regla para realizar combinaciones de diferentes especies es la de emplear plantas con requerimientos de cultivo similares; en segundo lugar hay que evitar crear demasiados contrastes en una misma composición.

 

Ficus
Ficus

 

[block-notice] Ver plantas verdes en Verdecora >>[/block-notice]
 

Mantenimiento.

Riego

Si el riego es escaso las plantas se deshidratan; en cambio, un riego excesivo conduce a una situación de mayor complejidad, ya que dificulta el suministro de oxigeno y produce la asfixia de las raíces. La cantidad justa de agua que debe aportarse depende principalmente de las exigencias propias de cada planta y de las condiciones ambientales. Lo más aconsejable es controlar la humedad del sustrato, no la apariencia externa de la planta. Si la superficie del sustrato está seca, no significa necesariamente que sea el momento apropiado para el suministro de agua

Abonado

Los abonos químicos para plantas se interior son muy fáciles de utilizar, eficaces si se respetan las condiciones de uso y se siguen las instrucciones del fabricante. las fórmulas que suministran las áreas comerciales son muy variadas, lo que permite su aplicación en cultivos más específicos. Así, por ejemplo, para el caso que nos ocupa de plantas verdes se recomienda un abono rico en nitrógeno a utilizar en la época de desarrollo, después del invierno.

Los abonos líquidos, son los de empleo más sencillo. Estos abonos presentan la ventaja de poder administrarse con el agua de riego y sus efectos son más inmediatos que los abonos granulados, en polvo o en bastoncillos, que necesitan varias semanas para que los efectos sean visibles.

Antes de proceder al suministro de cualquier tipo de abono es preciso controlar que el sustrato esté húmedo, pues en caso contrario puede provocar quemaduras en las raíces.

Transplante

Esta operación es de gran importancia. Una planta cultivada en maceta vive en un volumen limitado de suelo, las raíces ocupan rápidamente el espacio a su disposición y en poco tiempo carecen de nutrientes necesarios para el desarrollo de la planta. Por lo tanto, un suministro de nuevo sustrato y la disponibilidad de contenedores más amplios se convierten en dos exigencias imperiosas.

Inicialmente las plantas han de transplantarse una vez al año, a comienzos del periodo vegetativo. La aparición de las raíces por los orificios de drenaje de las macetas es una señal inequívoca para realizar el transplante. Una vez tomada la decisión de transplantar, la elección de la maceta y del tipo de sustrato debe realizarse cuidadosamente. La nueva maceta debe presentar un tamaño no excesivamente superior al anterior.

 

Las condiciones ambientales

tal y como se ha comentado, las necesidades de cultivo deben de ser factores de gran importancia y predominantes tanto a la hora de decidir el elenco de especies que se emplearán, como cuando se determinen las mezclas con las diferentes especies. De una adecuada elección a las condiciones del entorno dependerá su completa adaptación o, por el contrario, su pérdida en un breve periodo de tiempo. las exigencias quedan fijadas por factores como luz, temperatura, corrientes de aire, humedad atmosférica, agua, nutrientes, etc. Y puesto que la mayoría de plantes de interior proceden de regiones tropicales, hay que intentar reproducir en casa unas condiciones lo más parecidas posibles a las de procedencia. Basta que uno solo de estos elementos no sea el adecuado para que la planta pierda sus valores estéticos, en mayor o menor proporción.

Humedad

Para evitar daños en las plantas, un aumento de temperatura siempre debe estar ligado con un incremento de la humedad ambiental. la calefacción de la vivienda tiene como consecuencia la producción de unas condiciones ambientales excesivamente secas, en relación con las exigencias propias de las plantas acostumbradas a desarrollarse en lugares en los que la humedad del aire está próxima a la saturación. Para aumentar la humedad se deberá nebulizar las hojas con agua y colocar las macetas sobre una capa de grava húmeda. Para obtener buenos resultados, la humedad no debería situarse nunca por debajo del 55-60%.

Iluminación

Las plantas procedentes de áreas tropicales muestran diferentes necesidades: algunas especies crecerán a nivel del suelo, mientras que otras lo hacen al nivel de los árboles. Ambas localizaciones reciben unos niveles de radiación luminosa muy dispares, por ello, al elegir las plantas no sólo hay que tener en cuenta criterios estéticos, si no también de disponibilidad de luz.

Si el emplazamiento elegido para una planta no es el adecuado, rápidamente se producirán reacciones negativas: las hojas adultas irán amarilleando poco a poco. Las plantas de coloraciones llamativas, pronto adoptarán  tonalidades de color verde uniforme. Las ventanas que reciben una mayor cantidad de luz son las que están orientadas hacia el sur, seguidas en este orden de las orientadas al este, oeste y norte. Las ventanas expuestas a norte proporcionan sin duda  menor cantidad de luz, pero la más constante y contínua. Debido a que en los hogares la iluminación entra sólo en una dirección, las plantas tienden a desarrollarse en dirección a la luz. Para evitar estos desequilibrios es conveniente girar las plantas de vez en cuando.

Temperatura

Debe procurarse que las plantas de nuestros hogares reciban una temperatura lo más constante posible, evitando saltos térmicos a lo largo del día. La temperatura más favorable se deberá situar entre los 18 y 24º C. La diferencia entre la temperatura diurna y nocturna no debe superar superar los 4-5ºC. Si las oscilaciones son superiores se producirán daños en poco tiempo, como la caída prematura de las hojas, amarillamiento, etc.

En invierno, durante la noche especialmente, se ha de tener la precaución de impedir que las hojas no rocen los cristales de las ventanas, evitando así que no se vean perjudicadas por los bruscos descensos de temperatura.

 

Recipiente

No se debe infravalorar el efecto decorativo de las macetas. Si estas se eligen adecuadamente, pueden constituir un factor de revalorización de las plantas. Los materiales que mejor se combinan con las plantas son los naturales.

Conviene saber que aparte de las clásicas macetas, existen otras con reserva de agua en la propia maceta, que si se utilizan adecuadamente pueden dar muy buenos resultados.

En las macetas clásicas se recomienda la colocación en el fondo del contenedor de una capa de grava o arcilla expandida, de esta forma, se creará un drenaje que impedirá que el exceso de agua pueda deteriorar las raíces, aumentando la humedad ambiental.

[block-notice]Ver macetas y cubre macetas en Verdecora >>[/block-notice]