Cómo hacer un menú de Navidad fácil con productos naturales

Cómo hacer un menú de Navidad fácil con productos naturales

Es uno de los objetivos de cada año: crear un menú de Navidad fácil y rápido. Una manera de simplificar el que es, sin duda, uno de los momentos cumbre de esta época del año. Y es que es imposible negar que si hay una protagonista en Navidad, esa es la mesa. Un espacio de reencuentro y disfrute, para el que reservamos esos pequeños caprichos que probablemente no nos demos el resto del año. Pero no nos engañemos: la exigencia de la Navidad es alta. O, mejor dicho, las expectativas sobre los platos que decidamos ofrecer a nuestros invitados. Por eso, encontrar el equilibrio entre hacer un menú de Navidad fácil y que sea resultón es casi una obligación.

Por si esto fuera poco, hay una obligación añadida a tener un menú de Navidad fácil. Y es que, cada vez más, buscamos que el festival de manjares de estas fiestas sea más sano. Una manera de evitar que los excesos nos pasen factura una vez haya transcurrido la Navidad. Y no solo eso: cada vez, cuidamos más nuestra alimentación. Y está claro que el menú de Navidad también es un candidato perfecto a contribuir en ella.

Pero ojo: que nadie habla de alterar tradiciones ni de renunciar a esos pequeños caprichos navideños. Hablamos, más bien, de sustituir determinados ingredientes de nuestros platos por otros de alimentación natural. Un pequeño gesto para que, incluso en Navidad, nuestro cuerpo no se resienta en exceso.

4 IDEAS PARA INCORPORAR ALIMENTACIÓN NATURAL EN UN MENÚ DE NAVIDAD FÁCIL

Cuando se trata de cocinar un menú de Navidad fácil, hay un par de máximas importantes que nos simplificarán la vida. Por un lado, que los platos que tengamos que preparar requieran una elaboración sencilla y que, incluso, admitan ser preparados con antelación. Por otro, que sean preferiblemente de horno. Y no: esto no es secundario. La bondad de este electrodoméstico no es, únicamente, cocinar sin más implicación por nuestra parte que la supervisión. También facilita poder mantener un determinado plato a la temperatura necesaria para servir.

Pero vayamos al meollo de la cuestión. O, mejor dicho, a cómo elaborar un menú de Navidad fácil partiendo de una base: que es una de las comidas o cenas del año más contundentes. Una costumbre de nuestra tradición que, gracias a pequeños guiños o cambios de menú, puede ser infinitamente más llevadera para nuestro cuerpo. Así que, si este año quieres innovar y velar por tu bienestar, esta es nuestra propuesta de menú de Navidad fácil. Una que conserva la tradición de las fiestas pero que, a la vez, tiene pequeñas innovaciones.

Entrantes de nuestro menú de Navidad fácil

Entantes para un menú de Navidad fácil y sano

 

Un imprescindible en cualquier menú de Navidad fácil o no. Sirven para abrir boca, para esperar a los rezagados. Para comenzar las conversaciones y, sobre todo, para acompañar a quienes entre fogones ultiman los detalles de los platos. La idea de estos pequeños bocados es que sean un entretenimiento, pero cuidado con esto. Si nos pasamos con ellos, comer los platos principales puede convertirse en algo complicado. Por eso, nada como algo frugal y ligero para ir despertando el apetito a la espera del fuerte del menú.

Seguro que, en tu menú de Navidad fácil o no, ya tienes un par de canapés o entrantes que son la estrella de las fiestas. Pero por si te apetece innovar o añadir nuevas propuestas, te proponemos dos vertientes. Por un lado unas mini tostas con pan de centeno, salmón, queso crema y almendras ecológicas. Un bocado rico en texturas, sabroso y perfecto para comenzar cualquier comida. Como es tradición en todas las casas, nada como contar con la colaboración de los peques para elaborarlas. A ellos les servirá de entretenimiento, y a nosotros nos liberará de la tarea.

Pero contemplemos otra propuesta más pensada para intolerantes a la lactosa, veganos o poco amantes del pescado. Una crema de aguacate con nueces de Macadamia ecológicas será un apetecible canapé que podemos servir con pan o, simplemente, en un vasito.

Primer plato, una primera oportunidad para sorprender en Navidad

Primeros platos para un menú de Navidad fácil

 

Nuestra tradición marca que el primer plato sea una sopa. Sin embargo, en las últimas décadas el marisco y el pescado han ganado peso en esta primera toma de contacto con la mesa. Si te decantas por cualquiera de estas dos opciones, es sencillo sorprender a tus invitados con un salpicón de cualquiera de los dos alimentos marinos. Porque sí: el pescado, crudo o marinado tipo ceviche, puede ser perfecto en un menú de Navidad fácil.

Para ponerle ese punto de alimentación natural y orgánica tan necesario, nuestra propuesta es jugar con tomate Cherry ecológico o, en su defecto, tomate ecológico deshidratado. Incluso y si queremos arriesgar, combinándolos con otras frutas como la manzana ecológica deshidratada o piña natural. Curiosamente, los sabores marinos maridan a la perfección con los dulces de la fruta. Y el factor sorpresa de nuestros comensales, que se enfrentarán a un plato rico en texturas y matices, también es un ingrediente extra.

Segundo plato, el punto fuerte de cualquier mesa navideña

Segundos platos para un menú de Navidad fácil

 

Es, probablemente, el plato al que dedicamos más esfuerzo en cualquier menú de Navidad. Habitualmente, suele consistir en una receta de carne pero con un toque especial. Incluso si apostamos por el clásico pavo al horno, no está de más hacerle un guiño original. Llámese compota de frutas como guarnición, llámese crear un relleno diferente jugando con sabores dulces como los de la pasa sultana ecológica. En nuestras manos está innovar nuestro menú de Navidad fácil a nuestro gusto.

Para quienes busquen ideas novedosas, nada como un redondo de carne relleno de frutos secos como los cacahuetes ecológicos o pistachos ecológicos. E, imprescindible, una salsa. Solo como apunte: anímate a hacer la orejones de albaricoque ecológicos o, para amantes de los sabores amargos, jengibre en dados. Tanto con uno como con otro, el resultado será simplemente delicioso.

Postres, el broche final de cualquier menú de Navidad fácil

Postres para un menú de Navidad fácil

 

Es un hecho: la Navidad es ese momento del año en el que podemos entregarnos a los pequeños caprichos golosos. Y, si el dulce nos pierde, será probablemente el plato al que más cariño le pongamos de nuestro menú de Navidad fácil. Si este año queremos marcar un punto de inflexión entre el segundo y la clásica bandeja de turrones, podemos sorprender a nuestros comensales con pequeñas delicias que rompan un poco la norma. Y, para ello, nada como un tiramisú con cacao orgánico en polvo y café molido natural. Una propuesta deliciosa y mucho más sencilla de hacer de lo que creemos.

 

¿Te animas a hacer alguna de estas propuestas de menú de Navidad fácil este año? ¡Compártenos las fotos de tus platos!