Beneficios de tener un terrario de plantas

Beneficios de tener un terrario de plantas

Es la suma perfecta entre naturaleza y decoración. Y es que no se puede negar: por su singular presentación, un terrario de plantas acapara todas las miradas. Puede convertirse, incluso siendo de un tamaño modesto, en el auténtico protagonista de un espacio. Un atractivo que radica fundamentalmente en esa singular mezcla entre cristal y plantas. Una hermosa manera de atrapar, al menos visualmente, la naturaleza en un recipiente que nos deja disfrutar hasta del mínimo detalle.

Curiosamente, tener un terrario de plantas es una tradición que se remonta al siglo XIX. Si bien la presencia de estas cápsulas de naturaleza cayó en desuso, han vuelto a resurgir con fuerza en las últimas décadas. Las razones van más allá de los motivos ornamentales. Tener un terrario de plantas es una manera sencilla de disfrutar de la naturaleza si no tenemos espacio o, incluso y según las plantas que albergue, si les prestamos poca atención. Porque según su forma, los terrarios para plantas conservan la humedad ambiental que estas necesitan para vivir. Una ayuda perfecta para olvidadizos, para viajeros o para quienes quieran disfrutar de una determinada planta tropical que, de no ser cultivada en terrario, no podríamos tener.

Así que, ya tengas plantas o te quieras iniciar en ellas, hoy queremos darte motivos para tener un terrario de plantas. Cinco argumentos que te convencerán para contar con esta píldora de naturaleza en tu casa u oficina.

5 RAZONES PARA TENER UN TERRARIO DE PLANTAS

Antes de ver en detalle por qué tener un terrario de plantas, es importante saber que la versatilidad de estos pequeños hábitats es enorme. Tanto que, a pesar de las apariencias, podemos disfrutar de un buen número de plantas en su interior. Eso sí: tanto si vamos a comprarlo como si nos planteamos cómo hacer un terrario de plantas, es importante definir desde un principio qué tipo de clima va a contener. Y, curiosamente, tenemos dos opciones completamente extremas: o bien un hábitat tropical o bien uno desértico. Algo que responde, en gran medida, al recipiente en el que tengamos nuestro terrario de plantas.

Terrario de plantas tropicales

 

Si nos llama la atención el primer estilo, lo más habitual es comprar o hacer un terrario de plantas suculentas. Este tipo de terrarios están marcados por la sequía y suelen ser abiertos, para procurar la evaporación del agua de riego. Una imperiosa necesidad, la de no conservar los sobrantes del riego, de cactus, crasas y suculentas. Sin embargo, si queremos disfrutar de plantas tropicales, el formato de nuestro terrario de plantas será completamente distinto. Dado el hábitat original de este tipo de plantas, lo ideal es conservar la máxima humedad ambiental posible. Algo que lograremos con recipientes cerrados, capaces de mantenerla.

Definido el aspecto y el tipo de vida de su interior, es momento de saber por qué tener un terrario de plantas. Y no hay duda: contar con uno es, sí o sí, una buena idea.

1. Permite el contacto con la naturaleza

Es algo que hemos perdido, en gran medida, con nuestro estilo de vida actual. A pesar de que las ciudades buscan cada vez más la presencia de naturaleza en ellas, la vida urbana mengua este contacto. Uno que queda relegado, en muchas ocasiones, a tener jardín, terraza o al disfrute de plantas en casa.

Pero incluso así, en muchas ocasiones abandonamos el cultivo de las plantas de interior por múltiples razones. Y el abanico de motivos es la mar de amplio. Desde quienes entonan el “no tengo mano” hasta quienes pasan mucho tiempo fuera de casa, sin olvidar a quienes comparten su vida con un animal. Está bien: aceptamos todas las razones. Pero, si alguna de ellas tiene que ver contigo, está claro que un terrario para plantas es la solución.

Terrario de plantas en botella
Aunque tenga un tamaño mínimo, un terrario de plantas nos permite estar en contacto con la naturaleza. Descubre esta propuesta aquí

 

¿Por qué insistimos en que, a pesar de tu convicción, disfrutes de uno de ellos? Porque los motivos para tener plantas en casa son muchos y variados, pero pueden resumirse de manera rápida: la imperiosa necesidad de estar en contacto con la naturaleza. Algo que, lejos de ser secundario, es fundamental para vivir mejor. Por eso y aunque sea en pequeño formato, un terrario de plantas es una alternativa perfecta para no perder ese vínculo tan necesario.

2. Un terrario para plantas mejora nuestra salud

Y sí. Aunque tengamos un terrario de plantas mínimo, podemos valernos de uno de los beneficios básicos de las plantas. Y es que ese mecanismo natural para ellas, la fotosíntesis, es un auténtico filtro para el aire que respiramos. Ellas necesitan el dióxido de carbono para sus funciones vitales, y nos devuelven oxígeno renovado. Por eso, incluso la planta más pequeña estará ayudando a que respiremos un ambiente mucho más saludable.

Pero no es el único aporte para nuestra salud que puede ofrecer un terrario de plantas. Su presencia ayuda a humedecer el ambiente. Algo que no solo lo refresca sino que, también, permite mantener hidratadas nuestras fosas nasales y garganta. ¡Y solo con su mera presencia en nuestro espacio!

3. Estimulan la concentración y la relajación

¡Y está científicamente demostrado! Las plantas para tener en la oficina no son solo una tendencia. Son, según diversos estudios, una fuente de estímulos positivos para nuestra mente y emociones. No solo tienen un papel importante en minimizar nuestro estrés. Además favorecen la creatividad y la concentración. Y sí: esto también pasa cuando tenemos un terrario de plantas. Más todavía porque, al ser pequeños, pueden formar parte de nuestra mesa de estudio o de trabajo sin robarnos espacio.

Terrario de plantas con bromelia
Un terrario de plantas como este es la oportunidad de disfrutar de un jardín en miniatura. Consíguelo en nuestra tienda online Verdecora

4. No ocupa espacio

Otro de los handicaps que presentan, en muchas ocasiones, las plantas. Incluso si tenemos una casa diminuta, es posible tener un terrario de plantas. Su propuesta no demanda ni grandes dimensiones ni mucho espacio. Basta con encontrarle un lugar como parte de la decoración de nuestra casa.

5. Un terrario para plantas es tener un jardín en miniatura

De la misma manera que podemos jugar con el paisajismo en un jardín, podemos hacerlo en un terrario de plantas. Una forma genial de poder tener nuestro propio jardín aunque sea en un formato reducido.

Está claro: seas o no amante de la jardinería, tener un terrario de plantas solo presenta ventajas. Y, más allá de sus beneficios, es imposible no enamorarse de su increíble belleza.