5 ideas de plantas para fachadas de casa

Plantas para fachadas de casa

Crear un entorno armónico pasa, en muchas ocasiones, por vestir también las paredes con vida. Una manera de decorar con naturaleza en la que las plantas para fachadas de casa son claves. Gracias a ellas, podremos tapizar la arquitectura con la belleza de las flores. Una manera de crear un lugar todavía más especial y estimulante.

Cuando hablamos de plantas para fachadas de casa, solemos pensar en las típicas hiedras. Unas que, en líneas generales, se han relegado a un segundo plano por ser un auténtico imán para los insectos. Dejándolas a un lado, es posible vestir cualquier pared con plantas trepadoras. Una manera de embellecer una fachada pero, también, de regalarnos una vista todavía más hermosa.

Así que, si buscas ideas sobre plantas para fachadas de casa, estás en el sitio adecuado. Porque hoy te traemos una selección de cinco preciosas plantas con flor.

PLANTAS PARA FACHADAS DE CASA CON FLOR

Antes de ver en detalle los cuidados de estas plantas para fachadas de casa, una precaución. Una de las características de las plantas trepadoras es que suelen contar con un crecimiento explosivo y descontrolado. Un hecho que no solo nos obliga a guiarla. También y sobre todo si la especie es leñosa, a ser rigurosos en lo que respecta a la poda. Solo así evitaremos que pueda invadir espacios que no queremos, como ventanas o canalones. Algo que podemos controlar y evitar, así, males mayores.

Teniendo en cuenta esta consideración, veamos cinco plantas para fachadas de casa ideales para casi cualquier orientación. Cinco formas de vestir paredes, y disfrutar de la belleza de las flores.

1. Jazmín, una de las plantas para fachadas de casa más resistentes

Jazmín, una de las plantas para fachadas de casa más resistentes
Resistente al frío y a la sequía, es una de las plantas para fachadas de casa más habituales. Consigue tu planta aquí

 

La versatilidad del jazmín hace de esta planta con flor una de las favoritas para casi cualquier espacio. No solo es una de las plantas para fachadas de casa más habituales. También es de las más utilizadas en balcones, terrazas o, simplemente, plantadas cerca de pérgolas y cenadores. Y es que el jazmín no es solo una preciosa planta trepadora fácil de encauzar. Añadido, tiene otras bondades tan importantes como su belleza: es sumamente resistente.

Los cuidados del jazmín son sumamente sencillos. A pesar de ser una planta amante del calor, soporta a la perfección el frío. Tan solo tendremos que ser cuidadosos con las heladas y cubrir sus raíces. Además, crece a la perfección en semisombra y, a pesar de demandar un riego regular en verano, no sufre excesivamente en caso de olvido.

Por último, dos consejos importantes. El jazmín demanda un buen drenaje, y una dosis regular de abono orgánico durante la primavera y el verano.

2. Buganvilla, una de las reinas del verano

Buganvilla, una de las plantas para fachadas de casa más resistentes
Una preciosa planta mediterránea capaz de alegrar el muro más feo. Hazte aquí con esta maravillosa planta

 

Una de las plantas para fachadas de casa más habituales en el litoral mediterráneo. Y no es para menos: si algo distingue a la buganvilla es su espectacularidad. La tonalidad de sus brácteas llena de rabiosa intensidad cualquier espacio. Y, a pesar de las apariencias, no: no es nada complicada. Es más: es de esas plantas que, con unos pocos mimos, crece a buen ritmo desde el comienzo de cada primavera.

Los cuidados de la buganvilla la definen como una planta poco exigente. Su única demanda como tal es un suelo rico en nutrientes para poder desplegar su crecimiento, que puede llegar a los 10 metros de altura, y una buena luminosidad. Ni siquiera el riego está entre sus cuidados más importantes. Incluso en verano, bastará con un riego semanal. Eso sí: hay que procurarle un buen sistema de drenaje. El talón de Aquiles de la buganvilla son sus raíces, sumamente sensibles.

Por este motivo, un consejo cuando llegue el frío: hacer un acolchado. Una forma sencilla y efectiva de protegerla de las heladas.

3. Glicinia, una de las plantas para fachadas de casa irresistibles

Glicinia, una de las plantas para fachadas de casa más resistentes
Disfruta de la decoración natural de su increíble floración. Compra esta planta en nuestra tienda online Verdecora

 

Su simple presencia ya cambia por completo cualquier muro o fachada. Pero, con la llegada de la primavera, hará que cualquier superficie gane todavía más presencia. Su floración, en forma de racimos de flor, es uno de esos espectáculos naturales que se dan dos veces al año: al comienzo de la primavera y al final del verano. Por si estas razones fueran poco para plantearnos tenerla, hay una más: es una trepadora perfecta para climas fríos por su gran resistencia a heladas de hasta 10 grados bajo cero.

No es exigente ni con el riego ni con la calidad del suelo ni con la ubicación, ya que crece a pleno sol o en semisombra. Pero ojo: hemos de ser rigurosos con la poda. Una labor que tendremos que llevar a cabo en invierno y en verano, y que es absolutamente obligatoria. Y es que la otra cara de la glicinia contrasta con su belleza: su increíble crecimiento conviene ser domado. Solo así podremos evitar que pueda causar algún destrozo, ya que sus tallos se tornan leñosos y tienden a retorcerse para seguir trepando alrededor de lo que encuentren a su paso.

4. Clematis, una preciosa planta de crecimiento rápido

Clematis, una de las plantas para fachadas de casa más resistentes
Una preciosa trepadora con un aroma similar al jazmín. Inclúyela entre las plantas de tu jardín

 

Es curioso que, a pesar de ser una de las plantas para fachadas de casa más habituales, un buen número de personas no consiguen identificarla. Y bien se puede decir que es normal porque la clematis juega al despiste: dentro de esta especie, hay 400 tipologías distintas. Pero que nadie se asuste: hoy dejamos a un lado un buen número de ellas, de carácter herbáceo, para centrarnos en las trepadoras. Una tipología de fácil cultivo, con una preciosa floración y de crecimiento rápido. ¡No se puede pedir más!

Los cuidados de la clematis no nos complicarán mucho la vida. Demanda ser plantada en semisombra, un sustrato ligeramente húmedo siempre y un suelo rico en nutrientes. Para que florezca con más espectacularidad, es recomendable utilizar un abono desde el comienzo de la primavera. Y ojo: antes de meterle tijera, es recomendable conocer qué especie de clematis tenemos. Porque, a pesar de que buena parte de las plantas de esta familia comparten cultivo, no sucede lo mismo con la poda. Así que, antes de poder arruinar nuestra planta, nada como investigar un poco más sobre ella.

5. Dipladenia, una de las plantas para fachadas de casa perennes

Dipladenia, una de las plantas para fachadas de casa más resistentes
Su floración, con forma de trompeta, es una opción perfecta para embellecer cualquier pared. Cómprala en nuestra tienda online

 

También conocida como mandevilla y jazmín de Chile, es una opción perfecta para amantes de lo perenne. A diferencia de otras trepadoras, la dipladenia mantiene sus hojas durante los meses de invierno. Algo muy apreciado, ya que continúa cumpliendo con su función de tapizar cualquier fachada o muro. Pero no es el único atractivo de esta planta. Su floración es una de las más espectaculares, gracias a un buen número de flores en forma de campana que aparecen en la planta desde el comienzo de la primavera hasta finales de verano.

Además de su belleza, la dipladenia presenta otra ventaja más: es sumamente sencilla de cultivar. Necesita estar ubicada en un lugar sumamente luminoso y en el que reciba algunas horas de sol directo. Además, es importante que goce de una buena humedad, sobre todo en los meses de calor. Pero ojo: evitando el encharcamiento. Sus raíces son sensibles al exceso de agua.

También es importante aplicarle, desde el comienzo de la primavera, un abono de floración. Así no solo lograrás tener más flores. Añadido, permitirás a la planta tener fortaleza para plantar cara a los molestos visitantes del verano. Eliminar las plagas es fundamental, y no solo para que la planta pueda florecer: una plaga puede frenar su crecimiento.

Cinco plantas para fachadas de casa que convertirán la arquitectura humana en naturaleza en estado puro.