5 arbustos frutales para plantar en el jardín

Arbustos frutales para plantar ahora

Con la llegada de la primavera, sentimos la imperiosa necesidad de recuperar el tiempo perdido al aire libre. Por eso no solo nos planteamos empezar a planificar con plantas de temporada cómo será nuestro exterior. También es el momento de iniciar un huerto o, incluso, de plantearnos qué arbustos frutales podemos plantar. Un manera sencilla de poder saborear nuestra propia fruta. Pero, también, una opción perfecta para quienes no disponen de un gran jardín en el que poder tener árboles frutales de gran envergadura. Optar por los arbustos es una manera genial de cubrir dos necesidades de una vez. Por un lado, porque los arbustos pueden ejercer de cierre vegetal o de relleno de una determinada zona. Por otro, porque con los cuidados adecuados nos regalarán sus sabores.

Plantar arbustos frutales tiene, además, un atractivo añadido. Estamos hablando de frutas que crecen de manera silvestre en la naturaleza. Unas plantas que, en líneas generales, no necesitan de la mano del ser humano para prosperar. Este hecho forma parte de su ADN, y nos da una pista de algo fundamental para muchos: su poca exigencia en lo que respecta a mantenimiento. Así que, ya seamos expertos jardineros o novatos, encontrar arbustos frutales para plantar en nuestra naturaleza no resulta complicado.

Por eso, nada como plantearnos incluirlos entre nuestras plantas. Porque hay pocos placeres tan sencillos pero maravillosos como recoger nuestra propia fruta y saborearla.

ARBUSTOS FRUTALES PARA PLANTAR EN MARZO

Si estamos pensando plantar arbustos frutales, marzo es el mes ideal. Las heladas propias del invierno han comenzado a desaparecer, dejando a su paso un clima más benigno. Si vivimos en una zona muy fría y estamos buscando arbustos frutales para plantar, es mejor retrasarlo hasta finales de mes. La falta de temperatura puede ser un ligero impedimento para que nuestras nuevas plantas enraícen. Por eso nada de prisas: en jardinería, vale más aprender a esperar que lamentarse.

Pero no solo quienes tienen jardín pueden disfrutar de este tipo de plantas. Igual que planteamos cómo cultivar árboles frutales en macetas, queremos hacer lo propio con los arbustos frutales para plantar ahora. Y sí: podemos cultivarlos en contenedores. De hacerlo así, podremos incluso hacerlo con frío. Bastará con proteger nuestra planta recién trasplantada, ya sea poniéndola a cubierto o creándole un acolchado sobre el sustrato.

Teniendo en cuenta este par de consideraciones, veamos algunos arbustos frutales para plantar en el jardín o, incluso, en macetas. No son los únicos: la variedad es mucho mayor. Sin embargo, nuestra selección quiere mostrar algunas de las frutas más valoradas y, ¿por qué no?, algunos de los arbustos frutales más bonitos.

1. Arándano, uno de los arbustos frutales para plantar en pares

Plantar arbustos frutales de arándanos
Saborea el fruto de estos arbustos frutales. Consigue el tuyo aquí

 

Por sus muchas propiedades, cultivar arándanos en el jardín ha ido ganando peso con los años. Pero, antes de entrar en detalles sobre sus cuidados, no podemos perder algo de vista. Hablamos de uno de los arbustos frutales para plantar en marzo más exigentes. Es más: si somos impacientes, no tendremos que esperar a que desaparezca el frío. El arándano prefiere ser trasplantado con grados de menos que con grados de más. No es su única necesidad. También demanda un suelo ácido y una exposición solar intensa, tanto en verano como en invierno. Y no es apta para olvidadizos del riego. Para poder dar fruto en abundancia, demanda un sustrato casi constantemente húmedo.

Por contemplar otra de sus particularidades, no le gusta la soledad. Y es que, para que den fruto correctamente, a la hora de plantar estos arbustos frutales tendremos que hacerlo en parejas. ¡Peculiaridades de la naturaleza!

2. Frambuesa, la golosina natural del verano

Plantar arbustos frutales de frambuesa
Una deliciosa fruta silvestre sencilla de cultivar. Descubre más de los cuidados del frambueso

 

Es, quizás, uno de los arbustos frutales para plantar más demandados. Y no es para menos en cuanto se conoce algo más de sus cuidados. No solo hablamos de una planta extremadamente rústica, capaz de adecuarse casi a cualquier escenario y de soportar heladas rigurosas. Añadido, es sumamente generosa en sus frutos. ¡Un hecho que la convierte en irresistible para quienes se pierden por sus bayas rojas y dulces!

Para poder saborearlas, tendremos que tener cuidado en un par de aspectos. Por un lado, en su ubicación. Para poder madurar en condiciones, las frambuesas necesitan mucha luz solar. Pero no es la única exigencia. También demandan un suelo húmedo que sea regado de manera regular pero nunca encharcado. Es fundamental que les demos un buen drenaje, ya que el exceso de agua en las raíces puede pudrir la planta.

3. Madroño, uno de los arbustos frutales que además es ornamental

Plantar arbustos frutales de madroño
Uno de los arbustos frutales más decorativos. Cómpralo online en nuestra tienda Verdecora

 

¡Una apuesta maravillosa para cualquier jardín! A pesar de su procedencia mediterránea, el madroño es uno de esos arbustos frutales capaces de adaptarse a casi cualquier clima. Y no solo eso: si damos con el lugar idóneo para su plantación, alcanzará un tamaño importante. Y, lo que es mejor: nos regalará sus singulares frutos poniéndole color y sabor al invierno.

Cuando decimos que el madroño no es exigente no estamos exagerando nada. Y es que estamos ante uno de esos arbustos frutales versátiles y con una increíble capacidad de crecer casi en cualquier circunstancia. Podemos cultivarlo a pleno sol pero, también, en semisombra. Podemos plantarlo en un suelo ácido pero, además, en uno calizo.

En lo único que sí hemos de ser exigentes es en el tipo de suelo. No solo tiene que ser rico en nutrientes. También demanda un buen drenaje y cierta capacidad de retener humedad. Y un último consejo: ponerlo a cubierto, sobre todo en la etapa inicial, de los vientos fríos o secos.

4. Mora, otra de las delicias de los meses de sol

Plantar arbustos frutales de mora
Otro de los arbustos frutales que regala su sabor en verano. Conócelo más a fondo aquí

 

Otro delicioso arbusto para tener en el jardín. Al igual que las frambuesas, las moras se dan en pleno verano. Eso sí: de plantarlo ahora, quizás este año no podamos recolectar nuestra primera cosecha. Estos arbustos frutales necesitan entre seis y ocho meses desde el trasplante para empezar a dar sus frutos. Una espera que se convierte en dulce una vez afloran las moras en la planta.

Dado que también es un arbusto silvestre, sus cuidados son más que sencillos. Demanda un suelo con una pizca de arcilla para mantener la humedad. Pero eso sí: es imprescindible dotar a nuestra planta de un buen drenaje, ya que no es amiga de los encharcamientos. También es fundamental que lo plantemos en un lugar en el que reciba mucho sol. Este aspecto es imprescindible para que pueda madurar sus frutos.

Por último, un consejo. Si decidimos adelantar la plantación de estos arbustos frutales, es importante que creemos un acolchado en el suelo. Para poder enraizar correctamente, la planta de mora necesita un suelo cálido.

5. Grosella, otro de los arbustos frutales que es ornamental

Plantar arbustos frutales de grosella
Otro de los deliciosos arbustos frutales para plantar ahora. Hazte con el tuyo

 

Con frutos o sin ellos, el grosellero es uno de esos arbustos frutales que decoran con su mera presencia. Un atractivo que radica en sus hojas y en la forma del arbusto, que puede utilizarse incluso como seto de separación. También es una planta perfecta para zonas del jardín poco accesibles o en pendiente. En caso de no disponer de este espacio, admite ser cultivado en contenedores de buen tamaño.

Para poder disfrutar de los sabores de estos arbustos frutales, no tendremos que dedicarle mucho trabajo. Más allá de mantener un cierto grado de humedad en el sustrato, hay dos momentos más que comprometidos en lo que respecta al riego. Uno es cuando lo plantamos, una etapa en la que tendremos que regar de manera regular. El otro es desde la floración hasta que dé sus frutos. Lo ideal es instalar un sistema de riego por goteo para garantizar que tenga siempre a su disposición la humedad que necesita.

A diferencia de los arbustos frutales que acabamos de ver, no tendremos que esperar a que el frío se marche para plantarlo. El grosellero necesita bajas temperaturas para poder asentarse. También es importante que, de vivir en un clima con veranos muy cálidos, le busquemos un emplazamiento en el que solo reciba el sol de primera hora de la mañana.

¿Te animas a disfrutar de alguno de estos arbustos frutales en tu casa? ¡Disfruta el placer de tener tu propia fruta aunque no tengas mucho espacio para ello!