Cómo revivir una planta seca tras las vacaciones

Revivir una planta seca

Es un clásico de la vuelta de vacaciones. Llegamos a casa, abrimos la puerta y nos encontramos con que esa planta de nuestros amores está seca. Un disgusto que nos quita el buen sabor de boca de los días disfrutados lejos de nuestro hogar. Sin embargo y a pesar del impulso de tirarla a la basura, revivir una planta seca no es tan complicado. Basta con saber cómo y, eso sí, darle algunos días para ver cómo reacciona a nuestros cuidados. Unos con los que trataremos de paliar de distintas maneras la ausencia de hidratación que ha sufrido en nuestra ausencia.

Hemos de ser francos: en la mayoría de las ocasiones, es posible revivir una planta seca. Y está claro que el tiempo que ha pasado privada de agua incide, también, en su recuperación. Cuánto mayor sea, menos posibilidades tendremos de lograrlo. ¡Pero por intentarlo que no quede! La naturaleza puede darnos una buena sorpresa. Aunque hay algo que no podemos perder de vista: una especie vegetal privada de riego sufre. E, independientemente de que logremos revivir una planta seca, tendremos que prestarle más atención de la habitual. Es probable que, durante un tiempo, esté más delicada y alicaída que de costumbre. Y en nuestra mano está dispensarle los mimos que demanda hasta estar en plena forma.

Pero antes de ver en detalle cómo revivir una planta seca, tengamos algo claro. Evitar que se vea en semejante situación es tan sencillo como contar con un sistema de riego en vacaciones. Un auténtico aliado, elijamos el formato que elijamos, para evitar esta deshidratación que a veces no se puede revertir.

5 PASOS PARA REVIVIR UNA PLANTA SECA

Antes de ver distintas forma de revivir una planta seca, sepamos algo. Es probable que todos los sistemas que vamos a ver a continuación funcionen una vez, pero es rarísimo que lo hagan dos. Una planta expuesta a una deshidratación severa pierde, en cierta medida, capacidad de afrontarla en dos ocasiones. Por eso, antes de salir de casa, no está de más saber cómo regar macetas en vacaciones y dejar planificada su hidratación en nuestra ausencia.

Y ahora sí, veamos los pasos para revivir una planta seca. Algunas plantas demandarán uno solo de ellos y otras, sin embargo, la lista completa. Por eso, el orden de estas tareas es importante ya que va desde la más básica a la más desesperada.

1. Eliminar los tallos y flores marchitas, el punto de partida para revivir una planta seca

Es el punto de partida para revivir una planta seca, independientemente de cuánta sed haya pasado nuestra planta. Esta labor de poda es fundamental ya que, de no eliminar las partes muertas, la planta seguirá haciendo el esfuerzo de enviarles salvia y nutrientes. Un desgaste que en una planta sana no es crítico, pero que no puede afrontar una planta deshidratada.

Eliminar los tallos y flores secas permitirá a la planta ahorrar energías en su rehidratación. Y, llegados a este punto, se convierte en una labor crucial.

Pasos para revivir una planta seca

2. Evaluar por qué está seca

A simple vista, puede parecernos sencilla esta respuesta: le ha faltado agua. Pero no es tan fácil la cosa. Para poder revivir una planta seca, tenemos que contemplar otros aspectos. Por ejemplo: si a la falta de hidratación se le ha unido un exceso de exposición solar. Un factor que nos obligará, una vez completemos el siguiente paso, a cambiarla momentáneamente de ubicación. Incluso si es una de esas plantas de verano para tener a pleno sol, es importante rehidratarla antes de volver a exponerla a los rigores de Lorenzo. Por eso, lo ideal es buscarle un sitio en el que reciba mucha luminosidad pero no sol directo.

Pero no es el único escenario que hemos de evaluar antes de revivir una planta seca. La falta de riego no solo debilita una planta: también la convierte en objetivo de distintas plagas. Por eso y antes de volver a hidratarla, hay que pasarle revista. Eliminar las plagas debe convertirse en objetivo prioritario ya que, de no hacerlo, ninguna de las tareas posteriores tendrá éxito.

3. Volver a hidratar a conciencia, fundamental para revivir una planta seca

Ojito con esta tarea. Que la cosa no consiste en encharcar la planta porque, por más que nos pueda parecer una buena idea, no lo es. En realidad, tendremos que ser mucho más concienzudos para facilitar que la planta vuelva a tener el grado de humedad que demanda y de manera eficaz.

Para empezar, es importante eliminar la capa superficial de tierra. Y el motivo es más que lógico: la deshidratación apelmaza el sustrato, impidiendo el paso de agua. Para llevar a cabo esta tarea, hay que ser cuidadosos y no dañar a la planta en el transcurso. Concluida la tarea, lo ideal es sacar el cepellón de la planta de la maceta. Si hablamos de una planta plantada directamente en el suelo, lo idóneo es sacarla de la tierra sin dañar las raíces.

Sustrato universal Verdecora
Elegir un buen sustrato es fundamental para revivir una planta seca. Conoce las características de nuestro sustrato Verdecora

 

Con la planta libre, la sumergiremos en agua templada durante 10 minutos. El tema de la temperatura es importante: el agua templada penetra mejor en el sustrato. Pasado ese tiempo, dejaremos escurrir el exceso de riego antes de volver a ubicarla en su lugar original.

4. Plantar en una maceta más grande y con sustrato nuevo

La rehidratación que acabamos de mencionar suele surtir los primeros efectos en un plazo muy corto de tiempo. Sin embargo, en ocasiones nuestra planta ha pasado más sed de la cuenta y puede necesitar más tareas para reaccionar.

En estos casos, lo ideal es trasplantar nuestra planta en una maceta más grande y con sustrato nuevo. Las nuevas dimensiones permitirán a las raíces crecer: algo fundamental para que la planta rebrote, ya que la parte de hojas y tallo es únicamente la manifestación de unas raíces sanas. Añadido, el nuevo sustrato estará aportando los nutrientes necesarios para revivir una planta seca.

5. Hidratar las hojas, el último paso para revivir una planta seca

En ocasiones, incluso llevando a cabo todas las tareas que acabamos de ver, nuestra planta no acaba de espabilar. Un hecho que, en muchas ocasiones, se debe a otro aspecto más a tener en cuenta: la sequedad ambiental. Un factor muy propio de los meses de verano que puede atraer la presencia de plagas.

Por eso, y antes de continuar hidratándola, es importante pasarle revista a fondo. En caso de detectar alguna, la prioridad es eliminar las plagas que pueda tener nuestra planta usando insecticidas específicos.

Insecticida de amplio espectro
Si detectamos cualquier plaga, hemos de tratarla de manera prioritaria. Descubre nuestra gama de insecticidas aquí

 

Si nuestra planta no tiene presencia de insectos, podemos continuar rehidratándola sin problemas. Para plantas tolerantes a la sequía y que admitan este tipo de técnica, bastará con pulverizar agua sobre las hojas. Para plantas que, ya de por sí, demanden una buena humedad ambiental hemos de ir un paso más allá. Nos referimos a crear una especie de invernadero para hidratar las hojas. Bastará con que coloquemos una bolsa por encima de la planta tras regarla. Eso sí: siempre alejándola del sol, ya que el efecto del calor lograría justo lo contrario de lo que buscamos.

Y si, tras cumplir estos cinco pasos para revivir una planta seca y pasados unos días, sigue igual hemos de rendirnos a la evidencia de que la hemos perdido.

Un disgusto que será un auténtico aprendizaje para, en las próximas vacaciones, planificar que no vuelva a suceder.