Cuidados de la yucca jewel

Escrito por: Rubén Martínez Alcocer / Verdecora Aravaca

Cuidados de la yucca jewel

Es una de las plantas de interior ideales para quienes buscan disfrutar de la naturaleza sin dedicarle demasiado tiempo. Y es que los cuidados de la yucca jewel hacen que sea ideal tanto para novatos como expertos en jardinería. Una planta súper resistente cuyo principal atractivo es la singular coloración de sus hojas. Tonos amarillos, verdes, rojos y rosas se combinan para poner un punto tropical al lugar que deseemos. Pero eso: sin confundirnos. A pesar de su extrema rusticidad, hay que seguir los cuidados de la yucca jewel al pie de la letra. Solo así podremos disfrutar de ella en plenitud.

Conozcamos más antes de entrar en detalle en los cuidados de la yucca jewel. Hablamos de una planta de la familia de las Agavaceae. Un género que comprende cerca de 40 especies originarias de América y las Indias occidentales. Lejos de ser secundario, este apunte sobre sus orígenes nos da una pista sobre sus necesidades. Y, para hacernos una idea de hasta qué punto es dura, nada como saber que en estado natural puede llegar a alcanzar los 15 metros de altura.

Pero que nadie se asuste, ni se plantee dónde meter una planta de semejante altura. Cultivada en interior en cualquier clima o en exterior en climas cálidos, su porte será bastante más humilde incluso siguiendo al pie de la letra los cuidados de la yucca jewel. Pero eso sí: tendremos una planta ideal para decorar, resistente y de cultivo sencillo. ¡Poco más se puede pedir para semejante espectáculo natural!

3 ASPECTOS CLAVES EN LOS CUIDADOS DE LA YUCCA JEWEL

Como decíamos, los cuidados de la yucca jewel son sencillos y al alcance de cualquiera. Por eso no solo es una planta perfecta para experimentados en jardinería. También lo es para quienes se inician. Y antes de que creamos lo contrario, hablamos de una planta que podemos cultivar tanto en interior como en exterior. Algo sumamente curioso dados esos orígenes tropicales que hemos comentado.

Sin embargo, su rusticidad es tal que puede llegar a vivir hasta a cinco grados bajo cero en exterior. Por eso, cuando hablamos de los cuidados de la yucca jewel, no podemos discriminar su cultivo en interior o en exterior. En realidad, son los mismos. La temperatura, a menos que vivamos en un clima extremadamente frío en invierno, no será de las cosas más preocupantes.

Más que velar por el frío o el calor, hay tres aspectos fundamentales en los cuidados de la yucca jewel. Tres que determinarán no solo su crecimiento sino, mucho más importante, su vida. Así que veamos de qué se trata y, lo que es más importante, cómo abordarlos.

Cuidados de la yucca jewel
Los cuidados de la yucca jewell la convierten en una planta perfecta para cualquier nivel de jardinería. Descubre más de ella aquí

1. La luz, uno de los cuidados de la yucca jewel fundamentales

Y sí: es una planta tropical que admite el frío, perfecto. Pero más allá de esto, su comportamiento responde al entorno del que es original. Por ese motivo, hemos de velar por tenerla o plantarla en un lugar sumamente luminoso. A diferencia de otras muchas plantas de interior o plantas de exterior, admite ser plantada a pleno sol. Y es que es precisamente este, el sol, el elemento fundamental de los cuidados de la yucca jewel. Es gracias a él como podemos observar, a finales de verano y plantada en exterior, su floración.

¿Y qué sucede si tenemos esta planta en un espacio sin buena iluminación? Pues la cosa es drástica: puede llegar a morir.

2. El sustrato, fundamental para su bienestar

Si nos fijamos en sus lugares de origen, podemos hacernos una idea del suelo que necesita. Lo ideal es que tratemos de recrearlo al máximo para procurarle un correcto desarrollo. ¿Qué implica esto? Contemplar entre los cuidados de la yucca jewel un suelo permeable y con un buen drenaje. El objetivo fundamental es evitar que se compacte con facilidad, sobre todo si está plantada en exterior.

Arlita, clave para los cuidados de la yucca jewel
Uno de los cuidados de la yucca jewel es proveerla de un buen drenaje con arlita. Consíguela en nuestra tienda online Verdecora

 

Para lograrlo, tanto plantada en maceta como en suelo, lo ideal es utilizar arcilla expandida o gravilla para la parte inferior de la planta. Mezclándola con el sustrato, estaremos evitando encharcamientos de las raíces. Por el tipo de sustrato no tendremos que preocuparnos: basta con un sustrato universal.

3. El riego, otro de los cuidados de la yucca jewel que vigilar

No confundamos planta tropical con agua a discreción. ¡Nada más lejos de los cuidados de la yucca jewel! Hablamos de una planta extremadamente sensible al exceso de agua. Tanto que de procurárselo lo más fácil es que se pudra, comenzando por las raíces y siguiendo por el tronco. Y no solo eso: pasarnos con la cantidad de agua traerá consigo a los fatales hongos. Así que ¡moderación!

Para regarla correctamente hay una norma sencilla: regarla poco. Una máxima que se aplica de distintas maneras según dónde esté plantada. En caso de tenerla en maceta, el sustrato tiene que estar seco entre riego y riego. Y tampoco encharcaremos: tan solo regaremos hasta humedecerlo ligeramente. Si la tenemos plantada en suelo, podemos espaciar más los riegos y ser más prudentes todavía con las cantidades de agua.

Y ¿cómo saber si nos hemos pasado de agua? La planta nos avisará de ello. Uno de los primeros síntomas son las hojas mustias acompañado de un porte decaído. No solo es interesante menguar la pauta de riego: también hemos de observar si evacua correctamente el sobrante de agua.

OTROS CUIDADOS DE LA YUCCA JEWEL QUE LA HARÁN FELIZ

Como acabamos de ver, los cuidados de la yucca jewel son lo más sencillo del mundo. Pero no nos conformemos solo con cubrir sus mínimos. Verla crecer en condiciones y en bienestar es, también, disfrutar de su increíble belleza. Por eso, además de cuidar lo más imprescindible, no está de más tener en cuenta algunas cosas que la harán feliz. Una felicidad que redundará en esa coloración tan singular de sus hojas y en su salud.

Y no: no es difícil darle pequeños caprichos. Estos mimos que vamos a ver son tan sencillos de asumir como los propios cuidados de la yucca jewel. Tres detalles, nuevamente, que nos garantizarán verla crecer.

El trasplante, importante para ayudarla a crecer

Si tenemos nuestra planta directamente en suelo, este mimo no se contempla. Sin embargo, si la cultivamos en maceta tendremos que estar pendientes del trasplante. Si somos rigurosos en los cuidados de la yucca jewel, tendrá un buen ritmo de crecimiento. Y, para que pueda continuar con él, es importante permitirle expandir sus raíces en un contenedor de mayor tamaño.

Para el trasplante, es importante contemplar siempre macetas con agujeros inferiores para procurar un buen drenaje. Además de esto y como veíamos antes, vital hacer la mezcla entre arlita o gravilla y sustrato. Y, cumpliendo con estas pautas, solo nos queda una cosa: sentarnos a disfrutarla y verla crecer.

Abono líquido Verdecora
Una dosis mensual en los meses de buen tiempo la ayudará a crecer con vigor. Descubre más de este abono universal líquido

El abonado, fundamental para su colorido

Durante los meses de primavera y verano, ayudarla a tener nutrientes es clave para mantener su personal colorido. Basta con una aplicación de abono líquido universal disuelto en agua de riego una vez al mes.

La limpieza, clave para su aspecto y su salud

Aunque pueda parecer secundario, eliminar las hojas amarillas y secas inferiores es fundamental. Gracias a este gesto, estaremos evitando que cualquier plaga pueda aprovechar esa podredumbre para proliferar. Y que nadie se asuste al ver estas hojas bajas estropearse: es un mecanismo natural de la planta para seguir creciendo.

Ahora que conoces todos los cuidados de la yucca jewel, ¿te animas a incluirla entre tus plantas?

Acerca del Autor

Escrito por: Rubén Martínez Alcocer
Tienda: Verdecora Aravaca
Desde hace dos años y medio, formo parte del equipo de Verdecora. Primero en nuestro centro de Arroyo M50 y, desde su apertura, en Verdecora Aravaca. Mi pasión por la naturaleza viene de atrás: no solo me he formado en jardinería y en temas forestales. Además de ser mi educación, hoy es mi profesión en la sección Decojardín. Como amante de la naturaleza, disfruto de salir al campo acompañado siempre de mi guía de plantas y la de aves, mi otra gran pasión. No entiendo la vida sin deporte, me encantan las rutas en bici; ni tampoco sin el cine. Además, me encanta acercar a las personas al apasionante mundo de las plantas y sus curiosidades; y procuro contagiarles de mi ilusión y dedicación. ¡El mundo sin verde sería muy negro! Te espero en Verdecora Aravaca