Barbacoa sana: trucos y recetas

barbacoa-recetas-sana
Es una auténtica realidad: el verano ya está aquí. Y, con él, de manera irremediable todo lo que implica: piscina, disfrutar del jardín, vivir el ocio… ¡y la barbacoa! Porque algo tiene el verano de lúdico que no puede separarse de la barbacoa como tándem perfecto de disfrute. Un auténtico ritual para celebrar el buen tiempo en familia o con amigos al que nadie se resiste pero que también tiene sus peculiaridades. Requiere paciencia, control del fuego y cogerle el punto hasta aprender a cocinar en su justo punto lo que deseemos disfrutar con ese sabor tan característico que tiene la barbacoa.

Y, a pesar de lo que pueda parecer, incluso en la barbacoa se puede innovar. Sí, innovar: saborear otro tipo de sabores que se alejan del prototipo de lo que ponemos sobre la parrilla. Porque eso es lo genial de la barbacoa: que el abanico de alimentos que puede cocinarse es amplio y va más allá de la típica carne. Por eso, hoy os proponemos saborearla de manera sana incluyendo en el menú esas verduras y hortalizas de nuestro huerto. Porque, además de comer más sano, podremos saborear un hobby que da sus frutos.

Barbacoa-recetas-sanas
La barbacoa presenta una manera de cocinar sana y sencilla, a la que solo es preciso cogerle el punto de cocción

Lo genial es que, independientemente del tipo de barbacoa que hayamos elegido, todas se prestan a cocinar casi cualquier tipo de alimento. Eso sí: es importante tener en cuenta que cogerle el punto a nuestra barbacoa (ya sea eléctrica, de carbón o de gas) supone una cuestión de paciencia y tiempo. Y, de la misma manera, tener claro que no todos los alimentos requieren el mismo tipo de cocción sino que cuentan con secretos propios, garantía de éxito.

Si queremos disfrutar de los frutos de nuestro huerto en nuestra barbacoa, tendremos que tener ciertas precauciones. La primera: engrasar cuidadosamente la barbacoa para evitar que las verduras o vegetales que cocinemos en ella puedan pegarse (recordemos que son mucho más permeables y frágiles al calor). Y ahí, en el calor, es donde está la clave: antes de iniciarnos con una barbacoa de verduras, tendremos que conocer nuestra barbacoa. Algo importante, ya que para poder disfrutar del sabor de esta barbacoa sana es importante controlar la temperatura de cocción. Nunca debe ser demasiado alta si no queremos estropear lo fundamental de una barbacoa: el sabor.

Si quieres descargar la ficha o ampliarla, pincha aqui
Si quieres descargar la ficha o ampliarla, pincha aquí

Recordemos que la barbacoa no solo ensalza el sabor de los alimentos sino que, además, tiene la capacidad de conservar a la perfección sus aromas durante la cocción. Por eso, hay determinados trucos importantes si queremos saborear completamente el alimento que preparemos.

Así, por ejemplo, si queremos saborear la carne de nuestra barbacoa en condiciones hemos de evitar darle vueltas constantemente. Este es uno de los errores más típicos cuando cocinamos con barbacoa, y es cierto que el cambio es sustancial en el sabor: si solo la volteamos una vez esté casi hecha, conservaremos su frescura y jugosidad. Uno de los principales atractivos de la carne.

receta-barbacoa-hamburguesa
Si quieres descargarte la ficha o ampliarla, pincha aquí

Porque está claro que es precisamente ella, la carne, la protagonista de esas barbacoas veraniegas. Pero, más allá de lo habitual, ¿por qué no probar sabores nuevos que, además del sabor de las brasas, se combinen con un toque exótico? Para ello, os proponemos una receta sencilla para saborear unas brochetas de cerdo que no dejarán a nadie indiferente.

Si quieres descargar esta receta o ampliarla, pincha aquí
Si quieres descargar esta receta o ampliarla, pincha aquí

Y tú ¿tienes alguna receta de barbacoa para compartir con nosotros? ¡Cuéntanosla!