Cómo secar flores: 5 técnicas rápidas y sencillas

Cómo secar flores: 5 técnicas rápidas y sencillas

Para cualquier amante de la naturaleza, poder conservar su increíble regalo y fruto de nuestro trabajo es la mejor manera de rememorarlo. Por esa razón, saber cómo secar flores nos ayudará no solo a poder guardarlas con nosotros a pesar del tiempo que pase sino, también, de poder hacerlas parte de la decoración de nuestra casa de otra manera. De una en la que perdurarán más allá de las temporadas de floración o los cuidados que podamos dispensarles.

Pero hay otro motivo de peso, sumamente emocional, por el que se secan flores. En muchas ocasiones nos planteamos cómo secar flores porque son el símbolo de un momento determinado o de algo que hemos vivido. Una forma de jugar contra las leyes de la naturaleza, y de poder preservar en la memoria y en nuestro presente un pedacito de ese episodio de nuestra vida. Una forma de guardarlos pero también de aplicar esta naturaleza conservada a personalizar nuestras creaciones de Do it Yourself.

Además, secar flores puede convertirse en una actividad para realizar en familia que puede tener incluso fines didácticos. Y es que si en casa hay niños pequeños, involucrarles en tener su propio cuaderno de flores secas o de hojas puede ser una manera de comenzar a educarles en la naturaleza y en el apasionante mundo de las plantas.

 

5 TÉCNICAS PARA SABER CÓMO SECAR FLORES

En muchas ocasiones no nos planteamos cómo secar flores porque imaginamos que el proceso es más complicado de lo que creemos o, incluso, porque pensamos que se puede dilatar mucho en el tiempo. Sin embargo y a pesar de las técnicas de siempre, podemos aplicar otras que no solo nos ayudarán a acortar los tiempos sino, también, a secar flores de distintas maneras.

Y es que la metodología que empleemos hará que podamos usar esas flores secas en distintas aplicaciones decorativas: desde embellecer cuadernos a hacer calendarios con flores, pasando por utilizarlas en ramilletes para decorar un determinado espacio de la casa o, simplemente, colocarlas en un jarrón.

Aprende cómo secar flores con estas cinco técnicas ¡y solo tendrás que decidir dónde quieres colocarlas!

 

1. Cómo secar flores mediante prensado

Secar flores con prensado

 

Es la técnica más antigua que existe y de las más utilizadas, si bien no es la más rápida. Ideal para quienes quieran utilizar estas flores secas como aplicaciones de papelería, collage o scrapbooking.

Podemos utilizarla sobre todo con flores pequeñas y planas, como las lilas o los pensamientos; y tendremos que descartarla para aquellas de tallos carnosos o de pétalos excesivamente finos. La razón para ello es que es altamente probable que, una vez secas, las flores se estropeen al separarlas del papel que las ha protegido de la prensa.

Para saber cómo secar flores mediante prensado, tendremos que seguir los siguientes pasos:

  • Colocar las flores en papel de periódico, con una hoja por encima. La razón de utilizar este tipo de papel es que nos permitirá absorber el agua de las flores y colaborará en su secado. A este primer envoltorio le seguirá otro de papel secante y un último de cartón.
  • Sellamos el conjunto con celo en los extremos antes de colocarlo dentro de algún libro de un tamaño un poco mayor que el del envoltorio de nuestras flores secas. Colocaremos peso sobre el envoltorio, haciendo que ejerza la misma presión en todos los puntos.
  • Transcurrida una semana, reemplazaremos las capas de papel de periódico y papel secante por otras nuevas. Colocamos nuevamente bajo la prensa que hemos creado con libros.
  • Dejaremos pasar al menos dos semanas antes de retirar el peso y los papeles para sacar las flores.

 

2. Cómo secar flores al aire

Cómo secar flores al aire

 

Otra de las técnicas más empleadas. Ideal si lo que queremos es conservar el volumen de las flores para colocarlas en un jarrón o como parte de un espacio de la casa, formando ramilletes.

Esta técnica es perfecta para flores de tallo largo, que podremos agrupar en grupos de hasta 10 o, en el caso de floraciones más grandes como la hortensia o la rosa, tendremos que realizarla de manera individual.

Para llevarla a cabo:

  • Agruparemos las flores, si son de pequeño tamaño, en ramilletes eliminando previamente todas las hojas del tallo.
  • Atamos con un cordel de rafia o cuerda de pita, lo suficientemente firme para que sujete los tallos pero sin hacer que se doblen. Al ir perdiendo agua, tendremos que ajustarlo ya que los tallos disminuirán su tamaño.
Cuerda de pita
La cuerda es ideal para secar flores al aire y no dañar los tallos. Si necesitas comprar cuerda de pita, hazlo aquí en nuestra tienda online
  • Colgaremos los ramilletes boca abajo en un lugar caliente, oscuro y seco de la casa con buena ventilación. Estas condiciones son necesarias para evitar que se pudran pero, también, para minimizar en la medida de lo posible la pérdida de coloración. Además, también es importante que haya ventilación entre los ramilletes para hacer que se sequen correctamente.
  • Transcurridas entre dos y cuatro semanas, nuestro ramo estará seco. La mejor manera de comprobarlo es tocando con suavidad las flores, que deben presentar una textura crujiente.
  • Para ayudar a su preservación, podemos optar por aplicarles un sellador floral o, en su defecto, laca.

 

3. Cómo secar flores en el horno

Cómo secar flores en el horno

 

Una técnica poco utilizada que, sin embargo, nos permitirá mantener las flores secas con su volumen original. La técnica ideal si las flores que queremos secar tienen muchos pétalos, como las camelias o los crisantemos.

Para secar flores en un horno de convección, tendremos que seguir los siguientes pasos:

  • En un trozo de malla de gallinero, realizaremos pequeños cortes en los que colocaremos los tallos de las flores. De esta manera, el capullo de flor permanecerá hacia arriba.
  • Colocada la malla sobre la rejilla del horno, la mantendremos a una temperatura de 38 grados durante al menos tres horas. Gracias al aire caliente del horno, las flores se irán deshidratando paulatinamente.
  • Una vez que las flores estén a temperatura ambiente podremos manipularlas.
  • Para su preservación, lo ideal es aplicar un sellador floral.

 

4. Cómo secar flores en microondas

Cómo secas flores en el microondas

 

Una de las maneras para secar flores que han ganado terreno en los últimos años por una razón: la increíble rapidez que ofrece, ya que en apenas minutos podremos disfrutar de nuestras flores secas. Esta técnica es ideal para flores y plantas con muchos pétalos, siempre y cuando no tengan tallos o flores pegajosas; pero también para conservarlas con su volumen original.

Para optimizar el secado, nos valdremos un secante tan peculiar como son los cristales o arena de sílice. Aunque de primeras puedan parecer difíciles de encontrar, nada más lejos de la realidad: no solo son uno de los sustratos habituales en la acuariofilia sino que, además, tenemos otro as en la manga. Y es que encontraremos este sílice entre los tipos de arenas para gatos.

Cómo secar flores con arena de sílice
La arena de sílice es un clásico de la acuariofilia. Descubre aquí este producto

 

Para secar flores en el microondas:

  • Cortamos los tallos, dejándolos a un máximo de 5 centímetros del capullo de flor.
  • En un recipiente apto para microondas, colocamos una primera base de arena de sílice de máximo cinco centímetros. Sobre ella, pondremos las flores con los capullos de flor hacia arriba y dejando espacio entre ellas.
  • Cubrimos las flores con otros tres centímetros de arena de sílice lentamente. Si vemos que los pétalos se deforman con el peso de la arena, podremos recolocarlos usando un palillo.
  • Mantenemos el recipiente dentro del microondas entre dos y cuatro minutos. Este tiempo oscila según la potencia del horno en sí, por lo que lo recomendable es que hagamos pruebas con pocas flores hasta conocer cuál es el tiempo ideal. Si desconocemos cuál es el tiempo ideal para secar flores, también podemos meter un vaso con agua que ayudará a hidratarlas y evitará que se quemen.
  • Transcurridas 24 horas, podremos manipular las flores secas y, valiéndonos de un pincel, eliminaremos el restante de la arena.

 

5. Cómo secar flores con desecante

Cómo secar flores con un secante

 

Nuevamente, podemos valernos de arena de sílice o de gato para secar flores con esta técnica que es idónea para flores con muchos pétalos, como las margaritas. También es quizás la más sencilla, ya que consiste únicamente en colocar una cantidad de arena de sílice dentro de un frasco con cierre hermético y colocar verticalmente la flor con tallo. En apenas cinco días tendremos nuestra flor seca.

Cinco maneras distintas que buscan un mismo objetivo: hacer perdurar en el recuerdo la belleza de las flores.

¿Has utilizado alguna de estas cinco técnicas para secar flores? ¡Compártelo con nosotros en un comentario!